Hazte amigo de Cubaencuentro y colabora

  • Registrarse
  • Iniciar sesión

Actualizado: 31/10/2014 17:24
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Libros

Editan en español “Nocturno de La Habana”, sobre historia de la mafia en Cuba

La publicación del libro ha causado bastante controversia. Además de quienes alegan que el autor absorbió la propaganda castrista, también pesan acusaciones de plagio

Comentarios Enviar Imprimir

Recién editado en español, el libro de T.J. English, Nocturno de La Habana, retrata el ambiente cultural que promovió la mafia norteamericana en La Habana de la década de 1950.

La historia de la mafia en Cuba antes de 1959 ha servido de base a numerosas novelas y películas, pero no es mucho lo que se ha publicado sobre el tema como materia histórica para el mercado estadounidense.

El escritor T.J. English, cuya especialización es precisamente el crimen organizado, notó ese vacío y se dispuso a llenarlo con la publicación de Nocturno de La Habana en 2008, que se situó en la lista de “bestsellers” de The New York Times.

English teje una historia de crimen e intriga, con personajes que resuenan en la cultura popular estadounidense, brindándole al lector un retrato minucioso del paraíso tropical que la mafia norteamericana instaló en la capital cubana y el costo de tal empresa.

Es harto conocido que en la mafia de La Habana figuraban gánsteres de renombre internacional, como Charles “Lucky” Luciano, Meyer Lansky, Santo Trafficante, Albert Anastasia, quienes se instalaron en la Isla en las décadas del 40 y el 50.

Según English, este grupo se vio motivado por la ilusión de controlar un país mediante una economía del vicio abierta a un mercado internacional.

“La idea que formularon Luciano, Lansky y otros era que La Habana sirviese de tapadera de un plan mucho más ambicioso: la creación de un Estado delincuente cuyo producto nacional bruto, fondos de jubilación sindicales, compañías de servicios públicos, bancos y otras instituciones financieras servirían para lanzar nuevas empresas delictivas en todo el mundo”, escribe.

Las ganancias de los grandes casinos dieron lugar a que se establecieran clubes nocturnos como el famoso Tropicana, en el cual se ofrecerían espectáculos de renombre mundial.

Esta atmósfera propició el desarrollo de ritmos que sirvieron como música de fondo al libertinaje nocturno de la era.

“La Habana siempre había sido un lugar donde se podía escuchar música estupenda, pero en la época de la mafia una generación de músicos encontró su propia forma de expresión”, escribe English.

Es la época que dio vida al mambo, el estilo musical y baile, impulsado por el arreglista Dámaso Pérez Prado y su orquesta, cuyo ritmo destacaba la sensualidad de la nueva Habana.

Según English, el mambo era “una transacción sensual entre dos personas embarcadas en un intento de seducción mutua”.

Mientras que el mambo sirve efectivamente como música de fondo al libro de English, se le hubiera agradecido un poco más de exposición en cuanto a la contribución cultural que surgió de la vida nocturna de los 50.

En Nocturno, English ha logrado tejer una historia que se lee como si fuera una novela de crimen.

A pesar de basarse en una investigación minuciosa, la publicación del libro ha causado bastante controversia.

Además de quienes alegan que English absorbió la propaganda castrista al escribir el libro, también pesan acusaciones de plagio.

El escritor cubano Enrique Cirules aseguró recientemente que English tomó porciones significativas de su obra El imperio de La Habana y La vida secreta de Meyer Lansky, y que simplemente añadió su nombre en la extensa bibliografía para justificar lo que considera como plagio.

Si bien el libro se hubiera podido beneficiar de un tratamiento más equilibrado de la era de Batista y de la vida del cubano promedio, no deja de ser un relato fascinante sobre los intereses económicos internacionales y la vida nocturna de La Habana en la década del 50.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.