Hazte amigo de Cubaencuentro y colabora

  • Registrarse
  • Iniciar sesión

Actualizado: 28/07/2014 21:50
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine, Arte 7

A través del lente ajeno

7 días en La Habana es un filme que se supone sea “un canto a una ciudad”, a pesar de que lo único que expresan en estos mini-cortos es un lugar común tras otro

Comentarios Enviar Imprimir

No importa quién las dirija, por lo general, las películas compuestas por una serie de cortos realizados por varios directores nunca son obras logradas. Se suele decir que si de diez cortos se pueden salvar dos, la película es un éxito. Hay excepciones a la regla, como Los siete pecados capitales (1962), que reunió nada menos que a Claude Chabrol, Phillipe de Broca, Edouard Molinaro, Roger Vadim, Jean-Luc Godard, Jacques Demy y Sylvain Dhomme, que resultó ser una exquisita comedia. O Ro.Go.Pa.G. (1963), en la que participaron Godard, Rossellini, Ugo Gregoretti y Pasolini. Incluso la más reciente Tickets (2005), dirigida por Abbas Kiarostami, Ken Loach y Ermanno Olmi. Pero quedan en el recuerdo bodrios tales como Paris, je t’aime (2006) o New York, I Love You (2009).

7 días en La Habana, la coproducción franco-española que cuenta con ayuda de Argentina y Cuba también y que reúne un destacado grupo de directores como Pablo Trapero, Gaspar Noé, Elia Suleiman, Laurent Cantet, Julio Medem, Juan Carlos Tabío y al debutante Benicio del Toro, no escapa a la regla. Es un filme que se supone, como recalcan los directores en las entrevistas promocionales, sea “un canto a una ciudad”, a pesar de que lo único que expresan en estos mini-cortos es un lugar común tras otro (“la gente”, “los olores”, “la alegría frente a la adversidad”) sin decir nada en específico, pero que termina siendo una muestra de la forma en que se nos piensa y se nos percibe desde afuera, por supuesto exceptuando el corto de Tabío y el hecho de que cuenta con bastante aporte de manos cubanas.

Cada director tiene asignado un día de la semana y como la eternidad y este filme comienzan un lunes pues este día le toca al actor portorriqueño Benicio del Toro (Traffic, 21 Grams) en su debut como director, en el segmento titulado El Yuma. Con guión de Leonardo Padura, este corto narra las pequeñas peripecias de un joven actor americano, interpretado por Josh Hutcherson (The Hunger Games), que viene a Cuba para visitar una escuela de cine. En eso se cruza con jineteras, guías turísticos improvisados, travestis y toda una fauna de sobrevivientes con los cuales torpemente intercambia durante el día para finalmente empatarse, sin saberlo con un travesti que decide llevar a su habitación en el Hotel Nacional. No está mal realizado y las situaciones se suceden con bastante naturalidad y fluidez, pero al final, al darse cuenta de su error y observar como en el hotel las autoridades miran con horror y desprecio al travesti, el joven actor toma una decisión muy ética pero que le da un giro a la trama que no entona con lo anterior y aunque uno esté de acuerdo con el mensaje, no deja de verse lo forzado y melodramático de la solución. Al final se convierte en un susurrante agit-prop.

El martes le corresponde al argentino Pablo Trapero (Leonera, Carancho). En Jam Session, se narran las desventuras del director de cine bosnio Emir Kusturica (interpretándose a sí mismo), que viene a La Habana para recibir un homenaje del festival de cine. Kusturica se pasa todo el tiempo borracho y se presenta como un personaje insoportable que de repente establece una relación de intimidad emocional con su chófer, cuando éste lo invita a una descarga musical. Lo único salvable de este rutinario y pésimo segmento es el solo de trompeta de Alexander Abreu, que interpreta al chófer, al final del mismo.

Melodramático y lleno de clichés resulta La tentación de Cecilia, dirigido por Julio Medem y que se toma el miércoles. La trama narra el conflicto de una joven cantante que está unida a un pelotero que no se decide a marcharse a Estados Unidos y que conoce a un productor musical extranjero que se la quiere llevar para convertirla en una estrella. De repente la cantante (interpretada por Melvis Estévez), también se enamora del productor (Daniel Brühl, quien tiene en su haber Goodbye Lenin y Inglorious Basterds) y al final todo se resuelve en una bronca cursi y traída por los pelos. Esto es Medem en uno de sus peores momentos. Aquí el guión es de Padura y de Medem, pero es muy difícil culpar a Padura, ya que se ven claros los rasgos de las tendencias de Medem a la picuencia que se presagiaban en Los amantes del Círculo Polar y que luego lastraron Caótica Ana.

Con Diario de un principiante, el director palestino Elia Suleiman (Divine Intervention y The Time That Remains), logra hacer del jueves la joya de este filme. Su segmento es un ejemplo de sátira política, narrada en puro lenguaje cinematográfico, con apenas unas pocas palabras. Con su estilo a lo Buster Keaton, escrito y dirigido por el propio Suleiman, el corto narra los intentos de un palestino que viene a La Habana a entrevistar a Castro. Lo único que puede ver de él es un discurso que no cesa en la televisión del hotel. Es visualmente perfecto, con un humor sutil y sarcástico, que no pierde una visión humanista de su entorno. Como bono añadido está la forma en que visualiza la Playita de 16, de cuyo encanto habla en el fragmento promocional y que atrapa espléndidamente en este segmento.

El director franco-argentino Gaspar Noé (Irreversible), comienza muy bien en los dos primeros minutos del segmento del viernes, titulado Ritual, escrito por él mismo, exhibiendo su estilo de retorcimiento surrealista al filmar la relación lésbica entre dos adolescentes, pero luego queda enamorado del despojo que realizan los padres de una de las muchachas para eliminar sus tendencias sáficas. Todo se convierte en un tedioso corto folclorista con asombro paternalista.

El único lado cubano de la cinta sucede con el sábado y el corto Dulce Amargo, dirigido por Juan Carlos Tabío (El cuerno de la abundancia) y con guión de Padura. Aunque hay un intento claro de crítica política, ya que vemos los avatares de un matrimonio habanero por sobrevivir y al final nos enteramos que el personaje de Mirta Ibarra, que se pasa el segmento haciendo tartaletas y horneando un cake, es una conocida psicóloga con un espacio en la televisión del país. Es interesante la forma que muestra la realidad nacional, aunque se pierde un poco con chistes internos y autohomenajes complacientes que pocos detectarán, ya que los personajes centrales (Jorge Perugorría y Mirta Ibarra), repiten un poco la línea argumental de El cuerno de la abundancia. Aquí también se pierde un intento de añadir dramatismo al presentar al personaje de la cantante del cuento de Medem como hija del personaje de Mirta Ibarra.

No sé si el domingo resulta el peor de todos, pero es que Laurent Cantet (Human Resources) es el director más flojo del grupo extranjero. Su La fuente se centra en una celebración en honor de la virgen de la Caridad del Cobre, celebrada como rito afrocubano a Oshún, y de nuevo un director francés se embelesa con el aspecto folclórico. Aquí no pasa nada, solamente que el cake que hornea Mirta Ibarra en el segmento de Tabío es el que se emplea en esta celebración.

Las actuaciones en general son buenas o aceptables y lo mejor es la música, mayormente compuesta por Kelvis Ochoa y Descemer Bueno. La fotografía del español Daniel Aranyó (excepto por el corto de Noé, que fotografía él mismo), se ajusta muy bien a los diferentes tonos dramáticos de los cortos.

Al final, hay un segmento excelente, tres mediocres y tres de espanto. También concluimos que a través del lente ajeno, se nos mira con la curiosidad con la cual se mira a los animales en un zoológico. Exceptuando a Suleiman (y a Tabío que no cuenta por ser cubano), para el resto no somos más que unos buscavidas pintorescos, que sobrevivimos en la miseria con una sonrisa pero sin saber salir de ella. Lo peor y más insultante es que ven como nuestra virtud lo que es en realidad nuestra ruina. Encuentran, quizá sin darse cuenta, nuestra poesía en nuestra miseria económica y en la ingenuidad ignorante de los habitantes atrapados en una isla a quienes no se les permite ver más allá de sus narices, con un enfoque condescendiente. La Habana es el lugar donde tan bien se está si se es extranjero. Para el nativo, lo mejor es que no progrese porque perdería su excepcionalidad.

7 días en La Habana (coproducción franco-española, 2012). Dirigida por: Benicio del Toro, Pablo Trapero, Julio Medem, Elia Suleiman, Gaspar Noé, Juan Carlos Tabío y Laurent Cantet. Fotografia de: Daniel Aranyó. Música: Kelvis Ochoa y Descemer Bueno. Con: Josh Hutcherson, Vladimir Cruz, Emir Kusturica, Alexander Abreu, Daniel Brühl, Melvis Estévez, Othell Rensoli, Jorge Perugorría, Mirta Ibarra, Nathalia Amore y Andros Perugorria. Se puede obtener en DVD en distintos sitios y se exhibe en festivales y en algunas ciudades de EEUU y Europa.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Fotograma de La Tentación de Cecilia, de Julio Medem, uno de los fragmentos de la cinta 7 días en la HabanaFoto

Fotograma de La Tentación de Cecilia, de Julio Medem, uno de los fragmentos de la cinta 7 días en la Habana.

Relacionados

CINE-TRÁILER

Tráiler del filme “7 días en La Habana”

Siete prestigiosos cineastas: Vinicio del Toro, Pablo Trapero, Julio Medem, Elia Suliman, Gaspar Noé, Juan Carlos Tabío y Laurent Cantet, hacen en 7 días en La Habana “una radiografía contemporánea de esa icónica y ecléctica ciudad”, vista a través de un largometraje compuesto de siete capítulos. [twitchfilm]

Comentarios