Hazte amigo de Cubaencuentro y colabora

  • Registrarse
  • Iniciar sesión

Actualizado: 21/11/2014 14:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Literatura

Apagón: Padura y el final de la semana de autor

La Biblioteca Nacional de Cuba le entregó la distinción Puerta de Espejo por haber resultado su novela El hombre que amaba los perros la más leída y buscada por los lectores en el círculo de las bibliotecas cubanas

Comentarios Enviar Imprimir

La semana de autor, un homenaje que regala la Casa de las Américas a la trayectoria de un escritor elegido por la calidad de su obra, no pudo tener un final más acorde con la nacionalidad del agasajado: una avería eléctrica vino a interrumpir la fiesta que durante cuatro días se celebró en la sala presidida por el mítico Árbol de la Vida.

Sin embargo, el apagón no pudo arredrar a los asistentes a la sala Ernesto Che Guevara donde el último día se disertaría sobre la novela El hombre que amaba los perros, la multipremiada novela de Leonardo Padura. A pesar de que los ponentes tuvieron que volver a casa con los folios bajo el brazo sin poder haberlos compartido con el público, la gente se quedó hasta el fin, mucho después que el escritor firmara los ejemplares de los asistentes que consiguieron comprar los libros que pusieron a la venta más temprano de la hora en que se suponía que empezaba la lectura. Una estrategia que trató de evadir la aglomeración y a los revendedores, porque ya se sabe cómo se venden los libros de Leonardo Padura dentro y fuera de Cuba.

Como todo el programa se alteró, después de permanecer hora y media firmando libros, el escritor recibió un premio: la Biblioteca Nacional de Cuba le entregó la distinción Puerta de Espejo por haber resultado su novela El hombre que amaba los perros la más leída y buscada por los lectores en el círculo de las bibliotecas cubanas. Padura expresó el honor que sintió al recibir, nuevamente, un premio que ya ha ganado otras veces. Un premio que se concede por el número de lectores que busca acceder a la lectura de un libro porque no puede llegar a adquirirlo y que no es otorgado por los críticos, los escritores ni otro sector especializado.

Después agradeció a los asistentes su presencia y a la Casa de las Américas su acogida. Durante cuatro días en una sala repleta de personas, había hablado de sus obsesiones de escritor y ciudadano. Antes, había explicado que sus editores catalanes, contrariamente a lo que la mayoría de la gente piensa, no le hacen sugerencias políticas sino literarias pues son personas que cuentan con una gran experiencia profesional. Confesó sus inseguridades. Dio las gracias públicamente a Ambrosio Fornet y a Enrique Saínz, los primeros lectores de sus novelas. Aseguró que no es el mejor escritor cubano, pero sí el que más trabaja. Reconoció haber escrito al menos diez versiones de El hombre que amaba los perros. Mientras escribía La novela de mi vida necesitó apoyarse en una cronología sobre la vida del poeta José María Heredia. Sus investigaciones le llevaron a escribir el ensayo José María Heredia la patria y la vida. Insiste en tomar la parte por el todo pues afirma que Mantilla es su patria o que un aguacate puede ser la medida de todas las cosas.

Trasladó a la página en blanco su frustración por no haber llegado a ser pelotero. Entonces, se hizo escritor en sucesivos ejercicios de competitividad. Si otros escribían: ¿por qué no podría hacerlo él? Explicó que, cuando llegó a la Universidad era un joven inculto. Leyó como un poseso y después, se empeñó en escribir, como también lo hacían otros.

Tal vez por su compromiso con el aquí y el ahora, la gente no se marchó de la oscura sala Che Guevara. A pesar del apagón, el público, puesto de pie, ovacionó a Leonardo Padura.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

El escritor cubano Leonardo Padura firma ejemplares de su libro durante el apagón que interrumpió la última jornada de la semana de autor celebrada en la IslaGalería

El escritor cubano Leonardo Padura firma ejemplares de su libro durante el apagón que interrumpió la última jornada de la semana de autor celebrada en la Isla.