Actualizado: 21/09/2017 17:26
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Votación, Venezuela, Maduro

Se niega el CNE a brindar resultados electorales

El Gobierno venezolano parece creer que a la ciudadanía debería bastarle con los lamentos de agresión para aceptar sus tergiversaciones

Comentarios Enviar Imprimir

A más de tres semanas de las recientes elecciones a una Asamblea Constituyente en Venezuela, universalmente denunciadas por ilegales y fraudulentas, el Consejo Nacional Electoral (CNE) de ese país aún sigue sin publicar los resultados de las mismas. Retraso en entregarle los resultados a la opinión pública mundial y a la ciudadanía venezolana, que resulta por completo indefendible si tenemos en cuenta que la dicha Asamblea ya estaba en funciones solo cuatro días después del 30 de julio.

Ante tal asunción acelerada de funciones es evidente que el Consejo Nacional Electoral de una u otra forma habría incurrido en una grave falta, que suponemos infrinja lo establecido legalmente para procesos eleccionarios en ese país: o al permitirle a la Asamblea asumir funciones sin haberse terminado de validar los resultados electorales, o al simplemente decidir no hacer públicos los resultados, y por tanto auditables por cualquier ciudadano o simple internauta, lo que a no puede responder a otra razón que a un posible fraude electoral.

En todo caso, que a 20 días de asumir la Asamblea Constituyente sigamos sin saber cuántos de quienes se presentaron a los sitios de votación anularon o dejaron sus boletas en blanco, o qué por ciento de su padrón electoral obtuvo cada uno de los candidatos, territoriales o sectoriales, no puede más que echar una densa sombra de dudas sobre la legitimidad de todo el proceso de la Constituyente.

Y es que el Gobierno bolivariano y sus instituciones correspondientes parecen creer que a la opinión pública y la ciudadanía deberá bastarnos con sus repetidas lamentaciones de estar sometidos a una campaña, por parte de la derecha y la gran prensa internacional, con el fin de tergiversar la realidad venezolana, para dar por sentado que no hubo manipulación de los resultados electorales. O sea, que, si es usted de izquierdas, o simplemente no es un manipulado por los grandes conglomerados mediáticos internacionales, no puede más que dar por santo y bueno cuánto digan Nicolás Maduro o Delcy Rodríguez al respecto.

Singular modo de pensar, pero que sin embargo no pocos asumen acríticamente. Porque al parecer para un sector de izquierdas si CNN o BBC nos manipulan la realidad, Telesur no cae en eso, compañeros.

Lo cierto es que con los datos electorales sería relativamente fácil, dada la cantidad de recursos estadísticos con que se cuenta hoy, entender lo sucedido detrás del proceso electoral constituyente venezolano. Por ejemplo, conoceríamos cuántos constituyentes alcanzaron a recibir el 33 % de apoyo electoral, algo que no parecen haber logrado muchos; o podríamos identificar si hubo alguna triquiñuela al manipular los padrones territorial y sectorial, de modo que ahora muchos de los supuestos 8 millones de votante simplemente se hayan conseguido al convertir votos en votantes. Tengamos en cuenta que en estas elecciones no se cumplió con el principio de un hombre, un voto, y que por tanto mientras a algunos solo les correspondió el voto territorial otros contaron además con el sectorial. O sea, que quizás en algunos colegios la ancianita que votó por su representante sectorial jubilado haya terminado convertida en alguien muy diferente de ella misma, pero al momento de votar por su representante territorial.

En todo caso nos atrevemos a vaticinar que a los resultados de este último proceso comicial venezolano les ocurrirá como al anterior. Porque resulta también muy significativo que al buscar en el sitio oficial del CNE los resultados de la anterior elección para la Asamblea Nacional Venezolana, solo obtengamos en una ventana la respuesta de página no encontrada.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.