Actualizado: 20/09/2017 13:35
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

EEUU, Elecciones, Rubio

Marco Rubio conserva su asiento

“A pesar de todos nuestros retos, no hay otro país en el planeta en el que quisiera estar”, dijo Rubio en su discurso de victoria

Comentarios Enviar Imprimir

Marco Rubio, el político de origen cubano, mantendrá su puesto en el Senado por la Florida al ganar las elecciones de una manera relativamente cómoda frente al demócrata Patrick Murphy, informa El Nuevo Herald.

“A pesar de todos nuestros retos, no hay otro país en el planeta en el que quisiera estar”, dijo Rubio en su discurso de victoria, en el que lanzó un mensaje de respeto a la diversidad de opiniones, en medio de una campaña presidencial muy polarizada.

“Espero que Florida sienta el ejemplo que, aunque estemos en desacuerdo sobre temas, no podemos compartir un país en el que nos odiemos los unos a los otros. No podemos avanzar como nación si no podemos debatir sobre temas difíciles. Podemos estar en desacuerdo sin deslegitimar al otro”, subrayó.

“Debemos canalizar la ira y la frustración hacia algo positivo”, insistió Rubio.

El político cubanoamericano nacido en Miami acarició el sueño presidencial y lanzó su candidatura para sorpresa de muchos republicanos que apoyaban al exgobernador Jeb Bush. Pero ambos fueron barridos por Donald Trump, a quien Rubio criticó de manera notoria al llamarlo “un estafador” y “la persona más vulgar que haya aspirado alguna vez a la Casa Blanca”. Tras retirarse de la contienda, Rubio dijo que no se presentaría a la reelección. Luego cambió de opinión en el último minuto, se postuló y ganó las primarias por amplio margen.

Murphy, un candidato relativamente poco conocido en el estado, intentó usar a Trump para atacar a Rubio, quien terminó apoyando formalmente al candidato de su partido, aunque sin demasiados gestos públicos. Pero los ataques de Murphy no fueron suficientes para contrarrestar el sólido apoyo a Rubio entre los hombres y los votantes blancos del estado.

Paradójicamente, entre quienes sí perdió algunos votos Rubio fue entre los cubanos, sobre todo aquellos que llegaron en olas migratorias relativamente recientes y mantienen conexiones familiares con Cuba, según El Nuevo Herald.

A la par que el representante Carlos Curbelo, Rubio presentó un proyecto de ley para impedir que los inmigrantes cubanos reciban beneficios federales de manera automática y solo puedan hacerlo aquellos que muestren que sufrieron persecución por motivos políticos. También se opone al acercamiento a Cuba porque considera que no ha mejorado la situación de derechos humanos en la Isla.

Para algunos votantes, esto es equiparable a una postura “anticubana”, según comentaron a El Nuevo Herald, Mirta Moreno y León Gutiérrez, una pareja de cubanos que llegó hace veinte años y que no votaron por Rubio. Ambos votaron por Hillary Clinton al igual que María Cos, de 45 años, quien pidió permiso en su trabajo para llegar más tarde y votar por primera vez desde que llegó de Cuba hace 15 años.

Cos tampoco votó por Rubio, quien tiene, a sus ojos “una carrera brillante”. Sin embargo, cree que el senador cubanoamericano “no entiende el problema cubano. Se quedó dormido en los años 50 o 60 [del siglo pasado]… Está en contra de unificar a la familia… está en contra de que la gente pueda ir y ayudar a sus familiares. Hay veces en que hay que tirar la toalla, aunque no le guste la manera en que se hace. Uno va a ayudar a sus familiares, no al Gobierno”, señaló.

Al cierre de su campaña, Rubio había asegurado a El Nuevo Herald que continuaría apoyando un camino hacia la ciudadanía para aquellos inmigrantes indocumentados que hubieran pagado impuestos y no hubieran cometido delitos y los llamados “dreamers”, jóvenes indocumentados que fueron traídos por sus padres a una corta edad. Asimismo, dijo que mantendría la presión a los gobiernos de Cuba y Venezuela, sobre los cuales es una de las voces más escuchadas en el Congreso.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.