Actualizado: 23/09/2017 15:02
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Cuba, Díaz-Canel, Video

El misterioso video cubano de Rodiles y Díaz-Canel

El video es viejo, no hay última noticia. Tanto a Rodiles como a muchos de los informadores que se hicieron eco se les olvidó subrayarlo: “viejo”

Comentarios Enviar Imprimir

Un nuevo video recorre Miami. Es sobre Miguel Díaz-Canel, vicepresidente cubano; impactó la pasada semana todo el ciclo noticioso y llegó hasta Fox News. Lo subió al YouTube el famoso opositor cubano Antonio Rodiles, viajero incansable, autor intelectual de esa noticia y también introductor de Díaz-Canel en dicho video. Rodiles no solo introduce al Vice, sino que lo interpreta, lo analiza, y hasta lo vaticina. Encuentra pruebas alarmantes, como de última noticia, de que el político cubano ¡no es un reformista!, y lo revela al mundo. Vive Dios. La audiencia se horroriza, aunque complacida, de que Díaz-Canel no sea lo que alguna gente —sabe Dios con qué razón o especulación rampante— se habrá imaginado. ¿Cómo podría serlo un comunista convencido que lleva ya cuatro años y meses escogido por Raúl Castro?

Pero debe subrayarse algo: el video es viejo, no hay última noticia. Tanto a Rodiles como a muchos de los informadores que se hicieron eco se les olvidó subrayarlo: “viejo”. No fue un descubrimiento, un breaking news, una primicia, algo sensacional que una vez más demostraría la barbarie castrista. Porque desde julio el video circulaba por La Habana donde Rodiles lo habrá copiado para debutarlo con toda picardía y gloria ahora en el YouTube.

Filmado hace seis meses, concretamente el día 13 de febrero de este año en la Escuela Superior de Cuadros del Estado y del Gobierno (que todos serán miembros del Partido Comunista) durante un seminario espartanamente titulado El Trabajo Político Ideológico en las Condiciones Actuales, en el video Díaz-Canel ataca a la plataforma informativa On Cuba, propiedad de una compañía basada en Miami y la cataloga de “muy agresiva contra la revolución” [a la que] “vamos a cerrar”. “Vamos a cerrar esta plataforma digital y que venga el escándalo. Que digan que censuramos, está bien. Todo el mundo censura”, dice Díaz-Canel en un video que dura unas tres horas.

Y no es que las fechas vayan a cambiar las palabras, sino que —como todos los colegas de la prensa debíamos de saber perfectamente— para informar es bueno no solo decir el cómo, el dónde y hasta el porqué, sino también cuándo suceden los hechos, sobre todo en este caso.

En este caso es importante. Porque cuando en Miami se escuchan las palabras del vicepresidente cubano, arremetiendo contra plataformas de prensa “contrarrevolucionarias” como sería el caso de On Cuba, lo que la gente lógicamente se imagina es que la van a cerrar mañana mismo, al igual que a otras plataformas o medios de prensa, como 14 y Medio o Cuba Posible. Y muchos esperan gozosos para demostrarse una vez más que allá “todo es siempre así”, a través de eternos ciclos noticiosos.

Pero si uno se entera de que eso fue hace seis meses, durante los cuales On Cuba no solo ha seguido trabajando, sino que, al mes siguiente de las amenazantes palabras de Díaz-Canel, en el mes de marzo, le renovaron su acreditación oficial como medio de prensa, la conclusión sería diferente. Por ejemplo: “mira lo que dijo Díaz-Canel y no ha pasado nada”. Aunque claro, entonces no habría habido noticia, ni los activistas ideológicos habrían tenido su festín y sería obligado plantearse otras interrogantes, como por ejemplo cómo funcionan las estructuras de poder cubanas, más allá del consabido concepto de que son un simple sultanato. Mañana podrán cerrar cualquiera de esos medios, pero desde hace seis meses no ha sucedido —ese es el hecho— a pesar de que Díaz-Canel lo aseguró. Y ese ángulo también podría haber sido noticia de haberse divulgado la fecha correcta: cómo un vicepresidente cubano hace tales afirmaciones, incluso hablando en plural como si ya todos en el Gobierno estuvieran de acuerdo, y todavía no ha pasado nada. Pero a lo mejor es un asunto complicado, escabroso y no muy ventajoso de tratar en los ciclos noticiosos locales.

Y todavía quedan otras preguntas noticiosas: ¿Quién filtró el video? ¿Hay quien se atreva a hacer eso dentro de un circulo oficial tan cerrado? Y ¿con qué interés? ¿Querría el aspirante a la presidencia de Cuba —porque es técnica y realmente solo eso, solo un aspirante— mostrar notoriamente su verticalidad a quiénes vayan a decidir? ¿Lo habrá filtrado alguien precisamente para mostrar cómo Díaz-Canel amenaza y no cumple, “amaga y no da”? Ah, los políticos, los leakers y los periodistas.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.