Actualizado: 22/03/2017 10:25
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Feria, Literatura, La denuncia de hoy

«En México la Feria del Libro rendirá homenaje a Fidel Castro»

El tema del evento es enaltecer “al líder histórico de la Revolución cubana” por “sus aportes en el ámbito educativo”

Comentarios Enviar Imprimir

Este título perversamente engañoso aparece en la edición del pasado 13 de febrero del diario Granma (como toda la prensa autorizada en Cuba, en la nómina salarial del Gobierno).

Engañoso porque no es la Feria del Libro de México, sino una feria del libro que se está celebrando en Chimalhuacán, un municipio del Estado de México, colindante con la Ciudad de México.

La Feria —que concluirá el próximo día 20—, por decisión de la Alcaldía de Chimalhuacán está dedicada a Cuba. Cuando se dice Cuba en este caso debe entenderse que se refiere al régimen existente en la Isla. De manera que no están incluidos los escritores cubanos que vivan en México, o en otros países o en la propia República Cubana pero que resultan desafectos al Dogma. Es decir, está excluida la “gusanera”.

Aún más preciso: esta octava Feria del Libro de Chimalhuacán es un homenaje al desaparecido gobernante cubano Fidel Castro.

Y más preciso todavía: según las informaciones que llegan “La presidenta municipal dijo que serán reconocidos sus aportes [de Fidel Castro] en el ámbito educativo, así como la labor de educadores cubanos que contribuyeron con el programa ‘Yo si (sic) puedo a (sic) combatir el analfabetismo en el territorio’”.

La alcaldesa, la presidenta municipal de Chimalhuacán, se llama Rosalba Pineda Ramírez y fue elegida en las urnas.

Cualquier cubano de por ahí podría tachar a la señora Rosalba de cínica. Cínica porque, ¿cómo sería posible que un político —una política en este caso— elegido por el voto popular, dedique ferias a quien ostenta el triste récord de establecer la más extensa tiranía de América Latina?

Pero calificarla de cínica sería injusto en mi opinión. Es ignorante, desconocedora de la realidad cubana, como tantas otras personas que habitan la tierra de Juárez. Víctima de ese mar viscoso en el que bracea buena parte del mundo político azteca; incluido el Partido Revolucionario Institucional (PRI), al cual está vinculada la ingeniera Pineda y quien disfruta —el PRI— del que tal vez sea el más largo idilio con el castrismo.

Ah, qué Rosalba esta. Según lo publicado, se apea la alcaldesa con el tema de enaltecer “al líder histórico de la Revolución cubana” por “sus aportes en el ámbito educativo”.

Cualquiera de esos dos millones de cubanos que andan por las latitudes más insospechadas, sin patria, sin consulado ni embajada que los represente puesto que han sido declarados “enemigos”, razón por la cual han perdido su condición de cubanos, por el solo hecho de huir del paraíso comunista... Cualquiera de estos, decía, podría calificar a la alcaldesa Pineda de vil.

Pero quien así definiera a la priista se equivocaría. Solo ocurre que ella debe ser como una de esas serpientes embelesadas por la flauta del encantador. O sea, sus oídos han sido tomados por el pico fino y enajenante de los “diplomáticos” representantes del castrismo en México.

Amén de que al parecer la licenciada Pineda Ramírez lee poca prensa libre, escucha solo lo que su éxtasis le aconseja y asimismo es víctima de ese gen que lleva a las personas por el camino de la candidez.

De lo contrario, ¿cómo sería posible que la chimalhuacanense desconozca que Fidel Castro estableció en Cuba una sola educación, su educación? ¿O que el fallecido gobernante plantó la educación gratuita, pero dispuso que esta fuera únicamente marxista, de modo que quien no comulgase con los “preceptos” revolucionarios y así lo expresara quedaba fuera del juego?

Decía que cualquier cubano nómada de por ahí, al leer la información que comentamos, podría lanzarse a calificar a la Pineda de abyecta. Pero esto sería injusto. Yo estoy completamente seguro de que solo ocurre que la alcaldesa carece de ring suficiente.

De ring suficiente para conocer, entre otros detalles, que en la Cuba “revolucionaria” la instrucción escolar siempre ha estado condicionada por una ideología. Y así, hace más de medio siglo se decretó que “La universidad es de los revolucionarios”. De manera que una cifra incalculable de potenciales estudiantes quedó excluida de la educación universitaria por el solo hecho, digamos, de su filiación religiosa o por manifestarse aun de leve manera contra el orden establecido, entre otras razones.

Desconoce la presidenta municipal de Chimalhuacán, sin dudas, que todavía en la actualidad son expulsados estudiantes universitarios por la única causa de expresarse en contra de algunas de las disposiciones del régimen.

Ignora la maestra Rosalba que mañana tras mañana, los niños, desde la primaria —con su pañoleta de “revolucionarios” rodeándoles el cuello— deben declararse “comunistas” y jurar “¡Seremos como el Che!”

Desconoce la alcaldesa que en Cuba no son pocos los autores que han sido censurados en los programas educativos, que la Historia del país ha resultado manipulada por el régimen o que desde hace más de 50 años fueron abolidas asignaturas como Cívica o Ética.

Pero, insisto, no nos dejemos llevar por las apariencias: Rosalba Pineda de ningún modo es canalla, sino que por una u otra causa se halla ausente de la realidad.

Mujer de pelo en pecho, de acuerdo con las informaciones recibidas, ella sería capaz, en caso de que fuese cubana, de formar parte de las Damas de Blanco, aunque las autoridades la arrastrasen por las calles, la golpearan, la encerraran tras las rejas por el solo hecho de salir a protestar pacíficamente contra el régimen llevando como única arma un gladiolo en alto.

De eso estoy seguro.

Referencias:


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.