Hazte amigo de Cubaencuentro y colabora

  • Registrarse
  • Iniciar sesión

Actualizado: 19/12/2014 18:04
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

EEUU-Elecciones, Mitt Romney, Exilio, Barack Obama

Los votos del castrismo para Romney

A Chávez y Mariela Castro les hubiera convenido que Romney resultara electo para que así les otorgara el protagonismo que les ha sido negado por Obama

Comentarios Enviar Imprimir

En mis dos visitas más recientes a Miami, en suma, les pregunté a 14 amigos, familiares y conocidos cubanos —cuyas respuestas tengo bien registradas— cuál era el candidato de su preferencia para estas elecciones presidenciales en Estados Unidos. Trece me contestaron que votarían por Mitt Romney y solo una, mujer por cierto, que lo haría por Barack Obama.

Mis “encuestados” estaban en el rango de 20 a 45 años de edad. Sobre sus argumentos del porqué preferían a Romney, quedaba claro que estas 13 personas rechazaban el discurso de Obama, sobre todo por su recurrencia a exaltar los ánimos de las personas más desfavorecidas; es decir, frases como “los pobres”, “los que menos tienen”, “los más humildes”, y similares, les resultaban sospechosas a estos 13.

Todo esto, en el fondo, lo asociaban con el discurso que escucharon desde su nacimiento en Cuba, desde que tuvieron oídos. Y no lo olvidan. No olvidan que así comenzó la gran tragedia que padecieron a lo largo de sus aún cortas vidas; dos de ellos, específicamente, no olvidan que con esta terminología comenzó la historia que luego los llevaría a cruzar, con el riesgo de sus vidas, el estrecho de la Florida. Par de mis “entrevistados” me argumentaron tajantemente que no votaban por Obama simplemente porque “parece comunista”.

Así van las cosas. Yo no los culpo. El terror que experimentan al escuchar un discurso parecido, al menos en terminología, aunque no en esencia, los hace decidir, como decimos, “cortar por lo sano, por si acaso”; si bien esto parezca inusitado.

Fidel Castro y su hermano se anotan esa consecución, y se anotan, dicho sea de paso, la de mantener bajo su bota al pueblo quizás más proestadounidense de hoy. Y más “proimperialista”. Pues creo que nadie dudaría que si en el último medio siglo en Cuba hubiese existido una democracia, la confrontación de ideas hubiera dado paso a un pensamiento incluyente, e imparcial en mayor medida, acerca de su vecino del Norte, hoy, con razón, adorado por la gran mayoría de los cubanos en la Isla. Creo oportuno citar ese chiste que recorre Cuba desde hace unas décadas. Dijo en alguna oportunidad Fidel Castro en uno de sus discursos: “Señores imperialistas, no les tenemos ningún miedo”. Esta frase tan personal, aunque esté dicha en plural, fue estampada en casi todos los letreros de propaganda de la Cuba castrista. El chiste es que, luego de citar la frase de Fidel Castro, el contador del chiste agrega: “...lo que les tenemos es envidia”.

Los Castro y sus pares han convertido en malditas las expresiones que anotaba al inicio de estas líneas y han desterrado de la relación conceptual a hechos como, por ejemplo, el Comunismo. ¿Quién se atreve hoy a proclamar el comunismo esencial que avanza en los países nórdicos, o en Canadá, o en Suiza? Nadie tiene valor para ello. Es, como decía, un concepto maldito como puede serlo el de Nazismo.

Más allá de Miami, Romney recibió otros aportes de la “izquierda”, que quisiéramos creer espontáneos. Este año, en su visita a Estados Unidos (dicen que quería, literalmente, “saborear” las entrañas del Monstruo), la exaltada Mariela Castro dio sus preferencias a Obama para estas elecciones presidenciales. Lo mismo hizo el más vehemente alumno de Fidel Castro y mandatario venezolano, Hugo Chávez. ¿Sería cierto que así pensaban? Me lo pregunto porque ellos, en verdad, necesitan un discurso agresivo como el de Romney, no la intranscendencia en que, con acierto, ha sumido Obama a aquellos dos gobiernos. De modo que les convenía a ambos que Romney resultara electo para que así les otorgara el protagonismo que les ha sido negado por el Presidente demócrata.

Bueno, Barack Obama ha sido elegido para otro mandato de cuatro años. Nadie sabe cuántos votos totales en contra del Presidente reelecto habrán representado aquellos 13 cubanos-miamenses jóvenes que me hicieron llegar su preferencia. Votos que, ya ven, en un mundo democrático en que nadie emite su sufragio por aberraciones ideológicas, sino por su conveniencia, estos sí, son votos “ideológicos”.

En fin, menos mal que Estados Unidos no está lleno de cubanos de entre 20 y 45 años de edad.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.