Hazte amigo de Cubaencuentro y colabora

  • Registrarse
  • Iniciar sesión

Actualizado: 01/09/2014 11:14
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Gross, Represión

¿Y Alan Gross?

No hay comparación entre una red de espías, algunos de los cuales tienen a su haber tramas donde se perdieron vidas humanas, y el caso de Alan Gross

Comentarios Enviar Imprimir

Alan Gross debe ser liberado cuanto antes y de manera unilateral.

No porque sea inocente, porque obviamente no lo es. Tampoco es un mártir de la democracia. Se trata de un agente contratado por un estado extranjero y hostil para realizar operaciones ilegales en Cuba al amparo de una ley cuyo repudio hoy constituye uno de los temas de mayor consenso a nivel del globo terráqueo. Y en el marco de un programa injerencista que como cubano rechazo, porque rechazo todo aquello que convierta a Estados Unidos u otro país extranjero en un actor político interno, más allá de lo imprescindible en este mundo globalizado y asimétrico.

Hablando directamente, Alan Gross debe ser liberado porque ello sería un gesto muy poco costoso y de gran aceptación a favor de un entendimiento con Estados Unidos. Porque Cuba necesita desesperadamente un acceso normal al mercado americano, el ingreso de turistas de ese país y atraer capitales para levantar una economía calamitosa. Y Cuba también necesita una relación política normal, es decir, con todas las contradicciones y conflictos que se esperan de una relación binacional tan desigual, pero con canales abiertos de comunicación y negociación. Y si para conseguir esto, para comenzar a intercambiar pasos en el tibio minuet que propone Obama en su segundo mandato, hay que poner al Sr. Gross en el aeropuerto, ya es hora de hacerlo.

Llevar este asunto al nivel de los cinco espías presos me parece un grave error, pero también una muestra de inmadurez política. No hay comparación entre una red de espías, algunos de los cuales tienen a su haber tramas donde se perdieron vidas humanas y el caso de Alan Gross. Más aún cuando sabemos que esos agentes cubanos que han perdido partes importantes de sus vidas encerrados, fueron piezas políticas sacrificadas por Fidel Castro para mantener encendida su extenuante campaña nacionalista después de que devolvieron a Elián González. Cuba tiene espías presos en Estados Unidos con muchos más galones y expedientes que los-cinco-héroes-del-imperio y sobre los que nada se dice, sencillamente porque en ese mundo del espionaje la regla es mirar para el lado y buscar soluciones subrepticias.

No se trata de una posición personal: creo que el Gobierno americano se haría un favor y nos lo haría a todos, si da pasos tendientes a devolverlos a Cuba. Pero es hora de que el Gobierno cubano entienda que su relación con Estados Unidos es asimétrica. Y frente a esa asimetría se necesita una política inteligente que deje a un lado las bravuconerías típicas de un matón de patio de escuela, para dar paso a una política constructiva y de negociación sobre las razones reales del diferendo. Cuba necesita, repito, acceder al mercado americano y garantizar mediante negociaciones la integridad nacional que hoy se expone a una gran fragilidad en nuestra relación dependiente del petróleo venezolano, de la militarización y de la represión interna.

Si para conseguir una nación cuya soberanía se apoye en el consenso nacional, en la prosperidad de sus habitantes y en esa ley primera que debe ser la dignidad plena de las personas se necesita liberar a Alan Gross, creo que los dirigentes cubanos deben echar a un lado sus machismos castrados, y liberarlo.

Repito: tener a Alan Gross en prisión es más costoso y menos prometedor que liberarlo. Mantenerlo encerrado es continuar haciendo la mala política del show antimperialista. La buena política aconseja ponerlo mañana mismo en la sala internacional del aeropuerto José Martí.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.