Actualizado: 24/11/2020 19:05
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Ventana del lector, Alimentación

Hambre de verdad

Los jerarcas del Partido hacen como que les interesa solucionar el problema de la alimentación, pero en la práctica no quieren que en Cuba se produzca un excedente de alimentos

Comentarios Enviar Imprimir

¿En que se levanta pensando cada mañana un cubano? En la comida. ¿En que se acuesta pensando? En como va a conseguir el dinero para salir a luchar la comida. Y que cosa tan curiosa, vivimos en una isla tropical de terrenos llanos y fértiles con excelentes reservas de agua y no conseguimos autoabastecernos de alimentos. He aquí sin duda un gran misterio.

Si el problema es la semilla, para una sociedad tan bien educada como la nuestra no debería ser problema formar el capital humano que produzca por métodos científicos semillas de calidad resistentes al clima y a nuestras condiciones naturales.

Si el problema son los fertilizantes y el control de plagas haría bien el Estado en fomentar la inversión extranjera y nacional en este sector de la industria en vez de invertir enormes sumas en proyectos sin un peso real en la economía interna. Los ejemplos sobran y ya me ocuparé de esto en otro comentario.

Si el problema es la maquinaria agrícola, ¿por qué el Estado no le permite a los fabricantes y distribuidores comercializar estos equipos a los pequeños agricultores y a las cooperativas, sin restricciones ni elevados impuestos sobre la importación?

Moraleja, los jerarcas del Partido hacen como que les interesa solucionar el problema de la alimentación pero en la práctica no quieren que en Cuba se produzca un excedente de alimentos, solo lo necesario para sostenernos vivos sin tener que gastar mucho importando y sin tener que desembolsarle grandes sumas a los productores. Esa es la razón por la cual en los últimos años se han quedado en los campos grandes volúmenes de plátano y tomate —hay que producir pero no demasiados.

Si la Isla volviera a ser una gran exportadora de azúcar, café, frutas y ganado, además de cubrir sus necesidades de granos y viandas definitivamente se produciría una gran acumulación de riquezas en manos de los productores. Es decir, que los fieles y humildes campesinos pasarían a ser hacendados, ganaderos y eventualmente terratenientes.

Este fenómeno ya se está produciendo de forma aislada. Se trata de pequeños agricultores que contra viento y marea han conseguido los recursos indispensables para aumentar sus producciones. Tienen alguna maquinaria muy vieja pero aún operativa, pozos y sistemas de regadío prácticamente artesanales, cuartones y corrales para el ganado, graneros para almacenar la cosecha y un buen número de empleados a tiempo completo, además contratan jornaleros durante los picos de cosecha. Estamos hablando de hombres y mujeres que mediante el trabajo y una inteligente administración de sus recursos se han convertido en los primeros millonarios de este país después del triunfo revolucionario.

Esta nueva clase social aún no representan un peligro real porque están aislados, no tienen el control del mercado y están más ocupados en incrementar sus ganancias administrando sus propiedades que en alimentar sus ambiciones de poder. Sus sueños no van más allá de tener una casa grande con todas las comodidades posibles, criar los mejores animales de raza, tener varios vehículos y algunos objetos de valor, fundamentalmente joyas. Recientemente algunos le han tomado el gusto a vacacionar en los cayos, pero aún no han descubierto los refinamientos de la clase alta como los viajes al extranjero, la colección de obras se arte y por supuesto aún no han aprendido a degustar “vinos franceses”, pero los hermanos Castro saben que eso es solo cuestión de tiempo, ellos son hijos de un hacendado y conocen bien la riqueza que da la tierra.

Resulta muy chocante descubrir que en Cuba crear inseguridad alimentaría para la mayoría de las familias es una estrategia de control del Estado, pero no hay otra respuesta posible. Piense que un buen día los alimentos mejoran su calidad, bajan de precio y se encuentran en abundancia a lo largo y ancho de todo el país. ¿En qué ocuparía usted su tiempo y dinero? Probablemente en satisfacer otras necesidades de tipo personal y espiritual que probablemente no son cómodas para los intereses del Estado como trabajar para mejorar tus ingresos, viajar más a menudo, fomentar una sociedad civil de acuerdo a tus intereses, pero sobre todo tendrías tiempo y fuerzas para pensar y luchar por lo que usted quieres. El hambre es el peor enemigo de los intelectuales.

La FAO ha reconocido que una de las causas del incremento en los precios en los productos agrícolas y sus derivados es la competencia que existe por los alimentos entre las personas y el ganado. Para obtener un kilo de carne se necesitan siete kilos de pienso. Si trasladamos esta situación a Cuba ocurre algo parecido, las aves y cerdos compiten con la población por los alimentos, las reses y el ganado bovino no tanto porque su régimen de alimentación es mayormente el pasto. Por esa razón comencé a indagar en los numeritos y para mi sorpresa descubrí datos muy interesantes.

En el informe de la CEPAL, “Cuba Evolución Económica durante el 2010”, se dice que la entrega de carne de cerdo fue de 275.200 toneladas, y 134.700 toneladas de carne vacuna. La producción de carne de cerdo duplica la de res y este informe no incluye la cría de cerdos en los patios de las casas de todo el país. Los cerdos contaminan más, su carne es menos saludable y compiten con nosotros por los alimentos. En muchos comedores de escuelas y hospitales se elaboran intencionalmente mal las comidas para que la gente las rechace y vallan a parar a los tanques de salcocho que alimentan a los puercos del personal del servicio. A las fabricas de pienso líquido van a parar los alimentos vencidos en enormes almacenes y frigoríficos. Alguien decidió que era mejor destinar un camión de manzanas, o pollo, o confituras al consumo animal que comercializarlo a bajo precio o entregarlo a un centro escolar antes del día de caducidad. Cerca de donde vivo hay una de estas plantas de pienso líquido y no es raro ver gente que se roban parte de estos cargamentos en mal estado para venderlo en el mercado negro a la población. Así te encuentras atún, jamón pata negra, aceitunas y un largo etc. Es así, los cerdos consumen viandas, maíz, soya, granos de todo tipo, se benefician de los alimentos con fecha de caducidad, ensucian las casas, apestan, atraen moscas, cucarachas y ratones pero se fomenta su crianza.

Las vacas comen hierba dan leche, su carne es saludable, sus excrementos son abono, su cuero es útil pero no se estimula su crianza. El único comprador de ganado vacuno es el Estado y paga cerca de 9 pesos MN el kilogramo en pie, mientras la libra de cerdo puede ser comercializada con cualquier entidad estatal o particular a 14 pesos MN en pie (30 pesos el Kg). Esto por no mencionar el estricto control que les imponen a los ganaderos, mientras los criadores de cerdos tienen total libertad para negociar sus animales una vez cumplen con sus contratos. Si mañana se despenaliza el sacrificio de ganado mayor y se equipara en condiciones con el porcino se produciría un incremento fenomenal en la producción de carne y leche en Cuba, porque es más barato y fácil criar cien cabezas de ganado que pesan hasta 328 Kg, que engordar 410 cerdos de 80 Kg cada uno.

¿Entonces por qué en un país donde los alimentos escasean y los precios de los alimentos son altos se estimula la cría de cerdos y se pone en desventaja al ganado vacuno que consume mayormente la hierba de nuestros campos sin producir?

Es evidente que se trata de una política del Estado. Una abundante producción de carne y leche trae consigo varios efectos indeseados. La reducción del precio de los alimentos y como efecto dominó el de otros productos de primera necesidad. Una economía familiar más fuerte y por lo tanto menos dependiente del “invento para vivir”. Usted sabe que una enorme ración de arroz y viandas no satisface tanto el apetito como un jugoso filete de carne magra, la sensación de hambre desaparece por mucho más tiempo y el tiempo es un arma fundamental. El Estado necesita un pueblo pensando en la comida, no un pueblo pensando en la política. Además se produciría una indeseada acumulación de capital en manos de ganaderos, campesinos y comerciantes.

Los que opinan que la mejora en los precios de la leche demuestra que estoy juzgando malintencionadamente, les recuerdo que el único interés que tienen los jerarcas del Partido en ese sentido, es reducir sus importaciones de carne y lácteos. Es decir que sostener las escasas raciones a los niños y los enfermos sea aún más económico para sus bolsillos, así les quedan unos milloncitos más del presupuesto del Estado y por supuesto no nos olvidemos de suplir las demandas de la industria y del turismo. A la élite no le gusta privarse de estos nutritivos alimentos. Esto no beneficia al pueblo, es un negocio en el que los cubanos de pie nunca salimos ganando.

En Cuba los precios de los alimentos son una ofensa al pueblo trabajador pero no es un accidente ni el resultado de una crisis coyuntural, son una política del Estado para mantenernos pobres, mal alimentados y ocupados.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.