Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Acceso, Internet

Cubanos quieren tener Internet en sus casas, pero el Gobierno no responde

La llegada del cable submarino ha avivado las expectativas de los cubanos

Comentarios Enviar Imprimir

Cuba ya dispone de un cable de fibra óptica, tendido desde Venezuela, que multiplicará notablemente su capacidad de Internet, pero la incógnita sigue siendo si el Gobierno de Raúl Castro levantará las restricciones que tiene la población para acceder normalmente a la red.

Con la llegada esta semana del cable submarino proyectado con Venezuela, Cuba tendrá una nueva vía que mejorará sus telecomunicaciones como alternativa al enlace satelital por el que la Isla ha accedido a Internet desde 1996, pero de una manera lenta y cara según La Habana.

Esas limitaciones, de las que Cuba culpa al bloqueo económico de EEUU, han sido la razón esgrimida por el Gobierno para restringir el uso particular de Internet y “privilegiar” su “acceso colectivo” en universidades, centros científicos y culturales, entre otros.

Así, la gran mayoría de los cubanos no puede tener Internet en sus hogares: esta posibilidad solo está permitida para ciertos profesionales como médicos, periodistas o académicos.

Sí se permite a los cubanos tener servicio de correo electrónico al que pueden acceder en entidades estatales. También está la opción de navegar por Internet en hoteles, pero el costo —entre $6 y $7 la hora— es muy elevado para los precarios salarios del país.

Otra posibilidad es el acceso en los centros de trabajo que tienen Internet, aunque en algunas empresas cubanas también hay limitaciones para usar redes sociales, servicios de correos internacionales como Gmail o Yahoo o a sitios con contenidos no relacionados con el perfil de la entidad.

Según dijo a EFE un empleado del Ministerio de Informática y Comunicaciones que pidió el anonimato, no se trata de una práctica distinta de las normas que tienen empresas en otros países, pero en Cuba adquiere un “matiz diferente” ya que fuera de la Isla la gente sí puede conectarse a la Red en su propia casa.

En cualquier caso, “los privilegiados que tienen Internet en sus trabajos tratan de aprovechar al máximo esa oportunidad”, dijo a EFE Yamilé Fortún, trabajadora de una firma extranjera en La Habana.

En su caso, Fortún dice que diariamente utiliza las facilidades de su trabajo para abrir y revisar cuentas de amigos y vecinos cuando estos se lo piden, servirles de enlace con familiares en el exterior, o buscarles información que necesitan.

Y es que de alguna u otra manera los cubanos, principalmente en las ciudades, se las ingenian para poder acceder a Internet, bien sea a través de familiares o conocidos que tengan posibilidad de conectarse o bien compartiendo cuentas estatales (previo pago al usuario titular).

Iris, una médico de 36 años, dijo a EFE que durante un tiempo decidió “compartir” con un vecino las horas del servicio que le suministraba Infomed —uno de los proveedores estatales de Internet dirigido al sector sanitario— para ganar un dinero extra.

Con este panorama no es de extrañar que la llegada del cable submarino —cuyo sistema debe empezar a operar en julio próximo— haya avivado las expectativas de los cubanos, aunque el Gobierno no acaba de precisar si el uso de Internet se extenderá a toda la población.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.