cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Empleados despedidos podrán laborar en nuevas cooperativas

Un documento que circuló desde finales de agosto entre altos dirigentes del Partido Comunista de Cuba menciona la creación de cooperativas de curtidores de pieles y talleres de reparación de autos, entre más de 70 rubros posibles

Comentarios Enviar Imprimir

Los empleados estatales cubanos que pierdan sus cargos debido al recorte de la plantilla laboral podrán ocuparse de la cría de conejos, fabricar ladrillos o dulces y administrar transportes públicos, según un documento que circuló entre dirigentes políticos de la Isla.

Cuba confirmó el lunes, a través de su Central de Trabajadores, que medio millón de personas tendrán que dejar sus puestos de trabajo, pues las plantillas estatales están “infladas” y el país no puede cargar con el peso de la ineficiencia.

Un documento, que circuló desde finales de agosto entre altos dirigentes del Partido Comunista de Cuba y al cual la Associated Press tuvo acceso el martes, ofreció detalles sobre los recortes laborales y la apertura de cooperativas o entrega de licencias para ocupaciones independientes.

“Los gastos en salario y otros de personal no son respaldados por los niveles productivos actuales”, indicó el texto. Agregó que “no es posible asumir una reforma laboral en esta situación”.

El texto de 26 páginas menciona la creación de cooperativas de curtidores de pieles, fabricantes productos de pienso, criadores de ganado, productores de miel, carpinteros o talleres de chapistería y reparación de autos, entre más de 70 rubros posibles.

Sin embargo, el documento reconoció que habrá dificultades inicialmente por la falta de experiencia o la insuficiente capacitación de algunos nuevos cooperativistas o trabajadores independientes. “Muchos pueden quebrar antes del año”, manifestó.

Asimismo, indicó que la Isla se apresta a tener, a partir de la venidera realidad, un “nuevo sistema impositivo, más personalizado, más riguroso” y que contemplará cuatro tipos de gravámenes: sobre los ingresos individuales, sobre las ventas, sobre la contratación de otras personas y sobre la seguridad social.

Actualmente Cuba cuenta con una fuerza laboral de cinco millones de personas y sólo 143.000 se encuentras inscritos como independientes, desde taxistas y plomeros hasta artesanos.

Para el economista opositor Oscar Espinosa Chepe, el reordenamiento laboral “es vital para el desarrollo del país”.

“Hay que quitar una serie de dogmas sobre la propiedad privada. Las cooperativas tienen que ser iniciativas reales de los productores y no hechas desde arriba, si no no van a dar resultados”, aclaró Espinosa.

Phil Peters, un experto en la Isla que trabaja para el Instituto Lexington en Arlington, Virginia, dijo el martes a la AP “éstos son cambios serios que van a ampliar el sector privado en Cuba y a mejorar el bienestar de muchos miles de familias cubanas”.

Opinó que ante las medidas y la reciente liberación de presos políticos, el presidente estadounidense Barack Obama podría responder con gestos concretos en relación a la eliminación de sanciones a la Isla, impuesta hace cinco décadas para presionar por cambios en el modelo cubano.

Según el documento, se realizará un proceso de determinación y preparación de las plazas prescindibles y para ello todas las dependencias del Estado se agruparon en cuatro secciones y deberán estar listas para comenzar con las disponibilidades en base a un cronograma que comenzó en julio de 2010 y se completará en marzo de 2011.

En el documento se habló de “disponibilidad”, pero no de despidos, saliendo al cruce de la preocupación de muchos cubanos que temían perder sus empleos sin que se les ofreciera otros, mientras se indicó que “nadie quedará abandonado a sus suerte” pues el Estado siempre garantizará una “vida digna” a sus ciudadanos.

El presidente Raúl Castro, quien dio en agosto los lineamientos generales de las reformas en agosto, indicó que nos se trata de un cambio de modelo, sino de una “adecuación” para hacer del sistema comunista algo sostenible.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.