Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Normalización, Diálogo, Relaciones

Un camino difícil las negociaciones EEUU y Cuba

Según Washington, Cuba solo ha aceptado a seis “excluibles”, a pesar de que éstos son 25.000. Se trata de cubanos con “antecedentes criminales” que “por definición deben ser deportados”

Comentarios Enviar Imprimir

Estados Unidos y Cuba buscan alcanzar este viernes en una reunión en Washington acuerdos fundamentales rumbo al restablecimiento de relaciones diplomáticas, informa la AP.

Estas son las exigencias de cada parte para restablecer lazos diplomáticos y para normalizar relaciones, un segundo proceso que puede durar años:

Reabrir embajadas implica algunos procedimientos burocráticos y protocolares, que precisan de normas bilaterales conciliadas.

Estados Unidos pide precisar el número de representantes, su capacidad de movimiento por el país, el acceso libre de cubanos a su embajada y que no existan restricciones en la valija diplomática.

En 1961 Cuba exigió establecer paridad en el número de funcionarios, limitándolos a 11. Ese año se produjo la ruptura de relaciones. En 1977 se abrieron las Sesiones de Intereses, en las cuales debían trabajar solo 10 funcionarios, pero la cifra fue flexibilizada más tarde sin exigencias de reciprocidad.

La movilidad está limitada en ambos países. Los diplomáticos norteamericanos solo pueden moverse libremente en La Habana, y los cubanos por Washington, con un corredor hacia el aeropuerto.

El perímetro de la Sección de Intereses estadounidense en La Habana está custodiado por un cinturón de policías cubanos que exigen identificación a los visitantes y preguntan los motivos de la visita, por lo que el acceso es limitado.

Ambas partes deben alcanzar acuerdos sobre las valijas diplomáticas, pues la parte cubana alega que Washington utilizó esa vía para introducir equipos a la Isla que no se corresponden con las necesidades de una sede diplomática: miles de receptores de radio portátiles de onda corta para repartir en la población.

Cuba exige antes de la reapertura de la embajada tener acceso a servicios bancarios en Estados Unidos, de los que está privado su consulado desde el 14 de febrero del 2014.

También exige la eliminación de la Isla de la lista de países promotores del terrorismo internacional. El presidente Barack Obama dijo el 17 de diciembre que ha dado instrucciones en ese sentido.

La normalización de relaciones, que puede tomar años, depende para Cuba del levantamiento del embargo y la derogación de la Ley de Ajuste Cubano de 1966, que beneficia a los cubanos que llegan a Estados Unidos, legal o ilegalmente, con residencia inmediata y permiso de trabajo.

Solo el Congreso de Estados Unidos tiene facultades para eliminar el embargo y la Ley de Ajuste, pero La Habana afirma que Obama puede ir allanando el camino mediante órdenes ejecutivas.

La Habana también quiere la devolución de la Base Naval de Guantánamo, en el extremo oriental de la Isla, que Estados Unidos ocupa desde 1902.

Funcionarios norteamericanos aseguraron que Obama mantendrá la Ley de Ajuste y no planea devolver Guantánamo, aunque cierre la prisión de sospechosos de terrorismo, abierta en 2002, después de la guerra de Afganistán.

La Habana también exige el cese de las transmisiones de Radio y Televisión Martí, emisoras financiadas por el gobierno de Estados Unidos hacia Cuba, en operaciones desde 1983 y 1990, respectivamente.

Además, el gobernante Raúl Castro considera que para la normalización debe haber una “compensación justa a nuestro pueblo por los daños humanos y económico que ha sufrido” con el embargo.

EEUU, por su parte, exige una indemnización por las propiedades norteamericanas nacionalizadas por Fidel Castro en 1960, cuyo monto llegaría a unos $7.000 millones, incluidos los intereses.

Washington también reclama que Cuba acepte recibir a cubanos “excluibles” de refugio en Estados Unidos, que llegaron a ese país tras el éxodo de Mariel en 1980.

Según Washington, Cuba solo ha aceptado a seis “excluibles”, a pesar de que éstos son 25.000. Se trata de cubanos con “antecedentes criminales” que “por definición deben ser deportados”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.