Actualizado: 24/05/2024 14:27
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Literatura, Literatura cubana, Poesía

«Lo que transcurre»

Odette Alonso entrega un poemario habitado por evocaciones enclavadas en el quebranto y la exploración de los abandonos

Comentarios Enviar Imprimir

La poeta, narradora y promotora cultural cubano-mexicana Odette Alonso (Santiago de Cuba, 1964), quien reside en México desde 1992, ha publicado varios libros, entre los cuales destacan la novela Espejo de tres cuerpos, los cuadernos de relatos Con la boca abierta y Hotel pánico y, asimismo, los poemarios Insomnios de la noche del espejo, Víspera del fuego, Último día de un país y La fiesta del dolor y otros cantos. Ostenta, entre otros galardones, el Premio Internacional de Poesía Nicolas Guillén 1999, Premio Nacional de Poesía LGBTTTI Zacatecas 2017 y el Premio Clementina Isaura de Poesía 2019.

Lo que transcurre (Ediciones Furtivas, 2023), es la más reciente incursión lírica de Odette Alonso donde elucida el acontecer como un acto de espera. Parada en las estaciones a la intemperie para describir instantes abrazados a turbadas peticiones. Odette siempre en los espejismos por su Isla a través de versos leves y de cadencia sosegada que bordan el silencio y ahuyentan las convulsiones. El ocurrir arropado en la nostalgia y la memoria: “Agazapado tras el manto de la bruma / llega el amanecer / la arena hace montículos que el viento desperdiga. / Todo adiós es el mismo/ repetido / la isla que se hunde / el beso ajeno”.

“Este poemario lo escribí antes de los que he publicado recientemente: Últimos días de un país y La fiesta del dolor y otros cantos. Retomé estos versos archivados y me di cuenta de muchas recurrencias presentes en mi obra poética: la perdida, la nostalgia, el deseo, la búsqueda de la identidad y por supuesto Cuba. Fue acogido en Miami por Ediciones Furtivas, una editorial emergente abocada en la difusión de la literatura cubana. Me satisface formar parte de su catálogo”, dijo a CUBAENCUENTRO, Odette Alonso, coordinadora del proyecto LGBTTTI Bulevar Arcoíris de México.

¿Poemario de sentido metafísico con ecos de “Proverbios y cantares” de Antonio Machado?

Los lectores descubren caminos que a veces no están tan claros ni tan conscientes para el autor. Yo no reconocería influencia de Machado, quien fue uno de mis poetas favoritos, antes incluso de saber que yo sería poeta. Tal vez, la culpa es de Serrat por aquel disco donde musicalizó sus poemas. Lo leí mucho, me gustaba su sencillez, su poesía descriptiva. Tal vez, por ahí anden ecos machadianos.

¿Lazos y afinidades con Últimos días de un país (2019) y La fiesta del dolor y otros cantos (2021)?

Con Últimos días de un país, sin duda. Lo que transcurre es anterior y en su momento, le “prestó” algunos poemas a Últimos días…, los cuales ahora regresaron a su conjunto original. Las indagaciones acerca de una casa, una familia, un país, le son comunes a ambos poemarios. Con La fiesta del dolor…, no lo creo, ése es una reunión de poemas viejos que no tienen muchas coincidencias con los actuales, más que las que pudieran nacer del estilo y las preocupaciones esenciales de la misma autora.

¿Presencia de espectros familiares en búsqueda de identidad?

Creo que la identidad de esos espectros está clara, tal vez es la voz poética quien busca afinidades con ellos, intenta reconocerse en una estirpe, cuestiona si realmente pertenece a ese linaje. Quien narra es el fantasma. Bifronte: a veces ángel, a veces fuerza bruta.

¿El exilio, centro de una nostalgia arropada en el dolor?

La vida es un cúmulo de nostalgia que no siempre es doloroso. Salir de Cuba, para mí, es de las mejores cosas que me han pasado en la vida; pero, tal vez para la voz poética, este suceso no resulta tan venturoso; por eso sigue indagando en ese pasado, en esos escenarios que siente ajenos o perdidos, en ese cuadro de familia donde se busca a sí misma. La mirada es exterior, observa desde la lejanía, y así reconfigura el recuerdo.

¿Cuba, isla extraviada, huérfana, que sólo puede ser configurada metafóricamente?

Hay muchas Cubas. La metafórica, la de este libro, es una reinvención. ‘Ucronía’, le llamó Mabel Cuesta al referirse a ese recurso en Últimos días de un país. Una Cuba que no existe y que tal vez nunca existió ni existirá, la remembranza de un sueño o de una ilusión. ¿Será realmente Cuba o pudiera ser cualquier otro lugar del que se parte y luego se reconstruye, vagamente, en la memoria? La poesía es atemporal y ubicua, es decir: universal. En eso que, para los lectores de la Isla, pudiera ser Cuba, otros encontrarán referencias personales, sin importar en qué latitud se encuentren ni qué historia de vida tengan. Eso es lo importante, lo trascendental.

¿El “terco egoísmo de la felicidad” está enraizado con el desconsuelo de los rebotes del tiempo?

No hay desconsuelo en quienes se van, sino en quienes se quedan. Al menos en el libro es así: quienes lloran son las madres; los hijos parten sin dudarlo, se van soñando “con otros cielos y otra casa” y miran la lluvia desde nuevas ventanas. Pareciera un destino inalterable. Sin embargo, del otro lado del mar vendrán las remembranzas, la vuelta al pasado. El tiempo es esa noción que lo recorre todo, la esencia, en fin, de ‘lo que transcurre’.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.