Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Éxodos, Cuba, Socialismo, Castro

La finca de Fidel y Raúl Castro en 519 páginas

Armando Navarro Vega demuestra con su libro que el rechazo a Fidel y Raúl Castro no solamente es lo más decente y positivo que puedan hacer los cubanos

Comentarios Enviar Imprimir

Del tema de moda ya todos hemos escrito, desde todas las posiciones, y algunos comienzan a repetirse. Tampoco me interesa especular ahora sobre por qué Fidel Castro todavía no ha dado señales de vida tras “su” victoria con los cinco espías frente al “imperio”, que ahora se llama “vecino del norte” en la cantaleta oficial. Volveremos a eso más adelante, cuando se disponga de más información. De manera que me echo a un lado de momento, y vuelvo al tema que trataba antes que el pasado 17 de diciembre ocurriera algo más que la veneración de San Lázaro por los cubanos.

El 14 de diciembre tuve el honor de presentar en el Primer Festival de Arte y Literatura Independiente de Miami el libro Cuba, el socialismo y sus éxodos, de Armando Navarro Vega, cubano de los buenos, que fue profesor en la Universidad de La Habana y reside en España hace más de veinte años.

La memoria de Armando Navarro es el hilo conductor del libro, que sin aferrarse a un orden cronológico de los acontecimientos recrea lo humano y lo divino de los ya casi 56 años de “revolución”, desde los temas más profundos y complejos de la fundamentación teórica del totalitarismo castrista para perpetuarse en el poder hasta la fórmula de los cubanos de a pie para fabricar desodorante casero en medio de las penurias y escaseces en que Fidel y Raúl Castro han sumido al país durante más de medio siglo.

No trate nadie de encontrar en este libro lenguaje rebuscado, innecesario academicismo, expresiones sofisticadas, o visiones sensacionalistas lanzadas desde una inaccesible torre de marfil donde se esconde el autor, sino todo lo contrario: con lenguaje sencillo —no simplista ni populista— se abordan profundos temas de la realidad cubana de manera que los lectores, cubanos, españoles o de cualquier nacionalidad, puedan comprender los mitos, pretextos y contextos de la Cuba de los hermanos Castro y la forma en que los cubanos enfrentan su tragedia y buscan y encuentran maneras de subsistir mientras los dictadores se consumen en sus fraudes y su propia salsa hasta que reciban la visita de la barca de Caronte, haciendo mientras tanto el mayor daño posible a una población que una vez creyó en ellos, pero ya no más.

Cualquiera pensaría que un libro titulado Cuba, el socialismo y sus éxodos, escrito por un economista, vendría cargado de cifras, tablas y cuadros estadísticos que abruman al lector, pero no es el caso. Porque lo valioso de este fascinante texto no son estadísticas, que no abundan en sus páginas porque no son necesarias, sino la peculiar e interesante interpretación de las realidades cubanas —que no se modifican con los más recientes acontecimientos— que Navarro lleva a cabo mientras da respuesta a un conjunto de preguntas que él mismo se plantea, entre las que merecen destacarse, entre muchas otras: ¿Contribuyó realmente el triunfo de la revolución a mejorar la vida de los cubanos?; ¿Qué aportó el socialismo y cuál es el saldo actual en comparación con el punto de partida?; ¿Por qué los cubanos permanecen callados y no denuncian los atropellos del régimen, incluso después de haberse ido del país?; ¿Hay cambios reales en Cuba? En caso de haberlos ¿cuáles son y cómo se manifiestan?; o ¿Es la legitimación de la dictadura castrista y el olvido piadoso de sus crímenes, la mejor hoja de ruta para instaurar la democracia en Cuba? Los lectores pueden pensar en estas preguntas y respuestas viéndolas incluso después de la anunciada “normalización” de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Basta con ver el título de algunos capítulos o acápites para darse cuenta de la diversidad de temas que se abordan: Una pacífica y reconfortante invasión de “mariposas”; El síndrome de indefensión adquirida y la banalización del mal; El socialismo es reversible; De la sovietización a la supervivencia; El angustioso tránsito entre el capitalismo y el capitalismo; Aviso: se buscan socios capitalistas para construir el socialismo; La farsa del cambio y el VI Congreso.

Si algo queda perfectamente claro en el libro es que, a pesar de toda la propaganda y los obscenos esfuerzos del régimen para confundir corazones y mentes, la única y verdadera gran transformación ocurrida en nuestro país con la “revolución” es que su población, nunca propensa a emigrar y que, al contrario, recibía sonriente a inmigrantes en la Isla, se haya convertido en una gigantesca masa donde la principal perspectiva o vía de escape o subsistencia para muchos sea poner pies en polvorosa y alejarse, cuanto más mejor, hacia cualquier punto de la geografía planetaria donde no gobiernen los hermanos Castro. El éxodo de los cubanos se ha instalado en nuestra cultura y nuestra sociedad tanto como el piropo, el choteo, el baile, la doble moral, la simulación, o cualquiera de los más sólidos y profundos componentes de nuestra nacionalidad.

Con este excelente libro de Armando Navarro los lectores podrán experimentar un cambio metodológico sustancial en su manera de pensar y razonar las realidades de los cubanos, la dictadura, y la Cuba de los Castro. Porque después de leer sus 519 páginas, el rechazo al castrismo y desprecio a todas sus fábulas, mentiras, justificaciones y falsas promesas, de ahora y de siempre, deja de ser cuestión de posicionamiento ideológico o instinto de libertad, para convertirse en algo absolutamente elemental, lógico, y aplastantemente necesario.

Armando Navarro Vega demuestra con su libro que el rechazo a Fidel y Raúl Castro no solamente es lo más decente y positivo que puedan hacer los cubanos, sino que es además lo más lógico y natural del mundo.

Aunque se normalizaran las relaciones con Estados Unidos.

Armando Navarro Vega: Cuba, el socialismo y sus éxodos. 519 páginas. Editado por Palibrio. 1663 Liberty Drive, Suite 200, Bloomington, IN 47403. Para adquirirlo, puede solicitarlo en ventas@palibrio.com


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.