Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Cuba, Obama, Guantánamo

La visita del presidente Obama

Cuba en general no es un problema, es una solución, afirma el autor de este artículo

Comentarios Enviar Imprimir

Barack Obama visita Cuba. Desde que Calvin Colidge visitara la Isla en 1928 ningún presidente estadounidense ha vuelto a poner los pies en la misma.

Obama recibió la presidencia de Estados Unidos con un país en intensa crisis económica, con guerras en diferentes frentes y con una oposición férrea. Por encima de todos los obstáculos, supo con su equipo resolver la crisis, instauro un plan de salud para la parte de la población que carecía del mismo, ejecutó a Osama Bin Laden, se retiró de todos los frentes de batalla posibles y ha sido un exigente y altamente eficiente administrador de gobierno en su país.

Hoy Estados Unidos es uno de los países con menor índice de desempleo. Y mientras la economía mundial anda mal, la de ese país gigante dicta y ejecuta las finanzas con el mejor desempeño que se pueda ver.

Bajo su mando, Obama ha sabido manejar los conflictos internacionales y ha actuado siempre con equipos de otras naciones en los más difíciles. Un triunfo indiscutible ha sido el cambiar el clima de tensiones y guerra fría con Irán, que ha vuelto a la arena internacional con afanes de cooperación y crecimiento.

Pero Obama también se acercó a problemas que databan de muchos años atrás. El ejemplo que nos convoca es Cuba. En conversaciones en las que medió la discreción entre los equipos gubernamentales de Washington y La Habana, se crearon las condiciones que permitieron sorprender a casi todos cuando en diciembre de 2014 se restablecieron las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos.

No es posible una acción entre dos sin los dos. Ha existido interés de mejorar las relaciones con Cuba y considerar las acciones previas como anacrónicas y sin resultado, en declaraciones de Obama previas a su presidencia, y los que han seguido su trayectoria lo conocen.

Por la otra parte, ha sido constante la actitud del mandatario de Cuba, Raúl Castro, donde ha reiterado en innumerables ocasiones la voluntad del Gobierno de Cuba de hablar con el Gobierno estadounidense sobre todos los temas sin condiciones previas y con absoluto respeto e igualdad.

La Visita

Sin lugar a duda, aunque anunciado este es un hecho que tomó por sorpresa a muchos, y destaca la forma en la que ambos países han venido trabajando en los últimos meses y años, discutiendo sobre muchos temas y colaborando de forma ejemplar en varios órdenes entre ellos; contra narcotráfico, brotes epidémicos en América (Haití) o en África (contra el Ébola), entre otros.

Mucho se dice con relación a los objetivos de su visita y lo que pretende ser. Con la discreción y secreto con la que trabajan, tanto Obama como Raúl pueden hablar absolutamente de todo o de mucho y solo lo conoceremos por las noticias después de producidas.

Dentro de las ideas que se expresan en conversaciones, comentarios o chats está la de que irá a verificar las condiciones de los derechos humanos en Cuba.

Los derechos humanos son un principio fundamental para la vida de cada una de las personas. Con el respeto por los mismos en todos los órdenes se abre la sociedad y se emancipan las personas. Donde se respetan, la colectividad surge más limpia y con personas que la defienden mucho más.

Pero en Cuba a todos se les violan los derechos humanos, porque la más alta violación es la de mantener a un pueblo con un embargo económico y financiero por décadas. Los que consideren que no es cierto, hagan una pregunta a uno de los directivos de las entidades que han sido multadas por el propio gobierno de Obama en los últimos años, en cumplimiento de la ley existente. Ejemplo: BNP Paribas.

Esto provoca que determinados planes generados para la sobrevivencia de millones de personas se pierden, desaparecen. Pero no es un solo caso. Es una práctica día tras día, semana tras semana, año tras año. Esto genera un desequilibrio tal en la sociedad que facilita que se crispen los ambientes.

La dificultad, impotencia en muchos casos de no tener lo necesario para sobrevivir y tener que inventar formas para subsistencia o el mantenimiento de la vida genera conflictos de todo tipo. Las personas los sufren. Es una violación.

Está la creencia de que Obama pedirá una mayor apertura para la sociedad civil y no hay quien descarta la solicitud de creación de partidos políticos.

La selección de quien gobierna en países democráticos, en su mayoría, pasa por la elección, por parte de la población, de aquellas personas que tienen un plan más coherente con las necesidades del país.

Lo que ha sucedido con determinada frecuencia es que quien ganó en algunos casos no respeta sus compromisos o gana alguien que monta un show mediático fuerte, con más recursos y mejor mensaje y conquista ese premio a la popularidad, que son los primeros cargos de gobierno a diferentes niveles.

Porque a veces, aquellos mejor preparados, que las gentes consideran como dotados de todos los conocimientos y experiencias necesarias para llevar a cabo una administración exitosa, se ven obligados a quedar fuera por causa de la fuerza del show montado, y por otros que pueden no tener los mismos atributos.

En otras ocasiones, se ataca a aquel o aquellos que se les considera en primer lugar o picando cerca, con golpes bajos sobre familiares u origen, cuando esto no es lo más importante ni determina las buenas riendas y actuaciones a las que se someterá el país.

La selección de quien gobierna no puede ser menos rigurosa que la puesta en marcha de una investigación científica de alta sofisticación, que el celo y vigilia sobre un coloso industrial, que la asesoría y control sobre una empresa global de ultima generación. No es a paso de popularidad tan solo que se logra mantenerla a flote, no es a base de populismo tan solo que ella puede sobrevivir. Es el análisis de los mejores hijos del país de dentro y fuera, es a partir de los resultados de gente virtuosa que no decae como conducta ni se marea o asume actitudes soberbias, que se consigue mantener objetivos y logros estables. No es llegar y decir vamos a abrir opciones de gobierno a cualquiera que tenga dinero para pagar los costos. Porque se abriría a los mismos que no cumplen las leyes, los que montan shows y los que no tendrían piedad alguna por robar el dinero que iba destinado a atender las carencias del necesitado, el viejo o la mujer indefensa.

En los últimos años, y gracias a la información que a partir de la internet y otros medios se recoge, hemos visto como se dan constantemente crisis relacionadas con la forma en que se financia la política. Hay países donde un numero bien alto de personalidades de la política han practicado desvíos y aceptación de pagos, por lo que debió ser concursado y no lo fue, en una proporción por lo menos notable. También hemos visto como sin darse cuenta los electores han cambiado los sistemas económicos y del día a la noche las familias han quedado sin apoyo para los estudios de los hijos o con una disminución de los servicios de salud que se venían dando como asistencia médica y medicamentosa, o rebajada la capacidad de sus pensiones.

El político aboga por las causas de sus representados. Con más o menos energía. Hay quien es elegido por una población sin problemas económicos, dueños, empresarios, banqueros. Ahí deben ser representados de la mejor forma. Generalmente lo son, o hacen desaparecer en la siguiente votación o antes al mal gestor.

Hay quien es elegido por poblaciones con problemas. No hay estructuras higiénico sanitarias adecuadas, hay un alto índice de desempleo en el área, asolan pandillas, enfermedades y casos sociales. Aquí baja mucho la calidad de la representación y el representante, llamémosle así, anda buscando su propia mejoría económica, que puede venir y viene de apoyar medidas que afectan más a sus propias gentes. Al cabo de unos años vienen otros candidatos a representantes, prometiendo villas y castillas, hasta que acaban las elecciones. En ese momento. Todo queda igual y ay del que se refiera a lo que se prometió y no se cumplió.

La mejoría de las relaciones con Estados Unidos y la eliminación del embargo/bloqueo facilitarán condiciones para que toda situación crítica pueda ser atendida con mejores condiciones y estabilidad. La eliminación de las medidas del embargo no contempla regalos. Contempla ausencia de animosidad o de guerra encubierta, un pacto, una paz donde se equilibran los daños; contempla acceso a préstamos, posibilidades y facilidades de pago; y contempla la exigencia más alta con la eficiencia, la productividad y la mejoría de las condiciones de vida del país, por parte de su propia población.

En Cuba existe una estructura de gobierno local, que está responsabilizada con rendir cuentas y transmitir a las instancias superiores las inquietudes y los problemas existentes. Desde una circunscripción hasta la nación. Esos representantes, en este caso llamados delegados y/o diputados, tienen dentro de sus funciones básicas el rendir cuentas a la población o hacer que alguien cuestionado las rinda. Es un poco difícil ver esto en otras partes, pueden ser revocados a cualquier momento y de cualquier nivel cuando son encontrados infringiendo la ley. Es un sistema que coloca en manos de la población todos los asuntos que a ella atañe e interesa. Es un sistema que debe conocer momentos más altos de realización con el incremento de inversiones y apertura de mayor número de empresas. Si se cumple lo legislado, esta es la forma de más alta participación popular y por tanto de democracia que pueda existir.

El político, del nivel que sea, tiene que ser como el médico de familia a sus pacientes. Un servidor. Un servidor que no pierde el vínculo con su base, dispuesto a ser pasajero, no eterno y sometido el tiempo que le corresponde, a acelerar el desarrollo y las condiciones de vida de su país. Eso no se lograra con aquellos que no representan a nadie y viven de lo que paga hasta el que menos recurso tiene, cuando no reciben dinero de ultramar; ¿para representar intereses del pueblo, o de ultramar?

La Base Naval de Guantánamo

Como parte de los dictados de la Enmienda Platt aprobada por el Congreso, Estados Unidos tomó posesión en 1903 del terreno —y luego con un subsecuente acuerdo en 1934— con una nota conclusiva: “hasta que lo necesitaran”. En Cuba generó una protesta muy alta entre todos los que tenían conciencia de nación, entre los que se destacaron Juan Gualberto Gómez, Julio Antonio Mella e innumerables personas del país y de fuera que consideraban un acto bochornoso y que menoscababa la soberanía y libertad plena de la nación. Toda institución social, política o nacionalista que ha representado y/o representa los intereses de Cuba asume que no es negociable ningún acuerdo sobre la libertad plena de la Isla, sin la inclusión de la entrega sin condición alguna de la Base Naval de Guantánamo. No es un asunto del momento. Es algo de la historia de Cuba, que todos los nacidos y educados en cualquier etapa del último siglo conocieron desde sus escuelas primarias. Es un asunto que es imperativo resolver. Que no tiene otro enfoque ni análisis por razones históricas y de soberanía. Este será un punto que sin lugar a dudas será tratado con puntos de vista muy claros.

Productividad

No es secreto que la visita de Obama es un acontecimiento histórico. Tal como fue la de los papas Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco, por no mencionar una lista interminable de personajes célebres que han pasado por Cuba. Dentro de este contexto ya todos saben cuáles pueden ser los resultados después del recorrido, aunque sea de 24 o 36 horas solamente, altamente memorables y positivos por el viraje en relación con las conductas previas de otros presidentes que han sido muy diferentes.

Otra cosa sería si la reunión, la visita, tuviese un objetivo terapéutico. Esto es que fuera a resolver problemas que la población palpara tangiblemente. ¿Cuáles problemas reinciden en lo cotidiano entre Estados Unidos y Cuba? Uno es el embargo/bloqueo, que molesta, afecta y está hecho para destruir a la nación. Pero hay otro que afecta y parece una espada o una masa a caer con fuerza creciente sobre Estados Unidos, fundamentalmente sobre los estados del sur. Esto es la emigración Ilegal. Ya han existido oleadas de gentes cruzando el estrecho de la Florida. Por cierto los que van no son escogidos por el cónsul estadounidense.

Un Análisis breve, mínimo sobre esto nos da la base siguiente.

Uno. Cuba ha disminuido mucho su capacidad de producción y su nivel de pago, que es en moneda nacional, en la mayoría de los casos no da la posibilidad de viajar al extranjero y se reconocen dificultades para pagar el costo de la vida mes a mes.

Dos. Hay un número bastante elevado de cubanos que después de regularizar su situación en EEUU regresan a Cuba con frecuencia. Esto es, que no ven una traba ni algo que los frene a regresar salvo casos específicos.

Tres. Si Cuba generara en cantidades suficientes moneda fuerte ,automáticamente se resolvía el problema de la emigración ilegal.

Viendo así las cosas si existiera una ingeniería política para emprender un mega negocio, entonces la visita seria terapéutica.

Si alguien preguntara: ¿Por qué no ponemos a producir la Base Naval de Guantánamo y dejáramos atrás más de cien años de no tener prácticamente ganancia alguna (el alquiler anual por los terrenos es aproximadamente unos $4.000, que el Gobierno cubano se ha rehusado a cobrar) y un estatus tristemente célebre en todos los aspectos?

Si alguien sugiriera: ¿Por qué no conectamos los dos puertos, Mariel y Guantánamo, por vía terrestre y multiplicamos por cien las ganancias que uno solo de ellos puede generar?

Si alguien preguntara: ¿Por qué no establecemos una vía férrea rápida, que ponga materiales y mercancías en el puerto de Guantánamo, desde la costa atlántica y el sureste de Estados Unidos, para ponerlos en tiempo récord en los canales de Centroamérica vía Pacífico o continuar viaje a América del Sur?

Pero si se diera. Hay que decirlo. Si se produjeran estas preguntas y por la otra parte la respuesta fuera mínimamente aceptable —digamos que para seguir conversando—, entonces no habría otra cosa que decir, no tendría límites el nivel de éxito y muchos serían ganados para la ingeniería de todos los tipos que este viaje generaría, sabiendo que las condiciones no están creadas sino como potencial con visos de realidad mediata.

Sabiendo que es una inversión segura, convencidos que no se va a hacer nada para regalar, sino que cada centavo que el inversionista pone ya calculó antes su ganancia, conociendo que grandes empresas harían el negocio de la vida y que todo lo que se hiciera constituiría la pieza de una herramienta, por tanto un mecanismo fijo de un gran gigante, donde existirían fábricas y transportación, servicios y ocio, entretenimiento y juegos de todo tipo, conociendo que su importancia y resultados se incrementarían con el tiempo de ejecución.

Somos juez y parte como cubanos, todos arriba y abajo del estrecho de la Florida, a un lado y a otro de los océanos Atlántico y Pacífico, y podemos influenciar favorablemente sobre que esta suerte de Turnpike Gigante en ideas, menos que incipiente, avance y acelere la economía de nuestras familias y la de nuestros vecinos y más allá. No nos podemos bajar de esta Avenida de Las Américas. Pero para eso que sea beneficio para todos, debe desaparecer el embargo/bloqueo.

Con seguridad que hay muchísimas más cuestiones, tan interesantes y de ensueños, que surgirán y se materializarán para beneficio no solo de la Isla o del Archipiélago como queramos decir. Hay mucho más favorable que negativo.

Cuba, señoras y señores, compañeras y compañeros, amigos o no, cubanos o no, en general, no es un problema, Cuba es una solución. Empujemos, no nos arrepentiremos, somos del camino y andando hemos llegado a donde estamos.

Pero con y sin otros resultados mayores, es de alabar la visita del presidente estadounidense a Cuba, la primera de innumerables veces que estará en la tierra de todos los cubanos, donde quiera que estos estén.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.