Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 15/11/2018 8:55

Religión

El Papa nombra dos nuevos obispos para la Isla

Domingo Oropesa Lorente ha sido nombrado para la Diócesis de Cienfuegos, y Álvaro Julio Beyra Luarca para la del Santísimo Salvador de Bayamo y Manzanillo.

El Papa Benedicto XVI nombró este lunes dos nuevos obispos en Cuba, según dio a conocer la sala de prensa del Vaticano a través de un comunicado, informó Europa Press.

Los nuevos obispos son el español Domingo Oropesa Lorente, quien ha sido designado para la Diócesis de Cienfuegos, y Álvaro Julio Beyra Luarca, que estará al frente de la Diócesis del Santísimo Salvador de Bayamo y Manzanillo.

Oropesa Lorente, de 56 años, era hasta ahora párroco de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, en Florida, Camagüey, donde vive desde 1999, cuando fue enviado a la Isla para reforzar las tareas ministeriales del arzobispado de esa provincia.

Es el primer extranjero en la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC) desde que Fidel Castro llegó al poder, en 1959, de acuerdo con el secretario adjunto de esa entidad, José Félix Pérez

"Después de 1959 todos (los obispos) han sido cubanos. Es primera vez" que hay un extranjero en la Conferencia, dijo Pérez a la AFP.

Por su parte, Beyra Luarca, de 62 años, era el párroco de una iglesia de Nuevitas, también localidad de Camagüey.

Cuba está dividida en 11 diócesis, tres de las cuales, La Habana, Santiago de Cuba y Camagüey, son arquidiócesis. La COCC tiene 11 obispos consagrados y dos auxiliares en La Habana.

Con más de 600 templos en Cuba, la Iglesia Católica enfrenta un déficit de sacerdotes desde hace décadas. Fuentes de la COCC indicaron que alrededor de 320 religiosos ofician actualmente en la Isla, la mitad de ellos nacionales, y el resto extranjeros, principalmente de Colombia, México y España.

El déficit comenzó en septiembre de 1961, cuando el gobierno expulsó a 132 sacerdotes católicos, la mayoría de ellos de nacionalidad española, en el momento de mayores fricciones entre la Iglesia y recién instaurado régimen de Castro, que abrazó el ateísmo.

Otros 460 sacerdotes abandonaron la Isla en esos años por propia iniciativa, reduciendo al clero de unos 800 a 200 sacerdotes, hasta fines de los años noventa.

© cubaencuentro

Subir