Ir al menú | Ir al contenido



Fernández, Béisbol, Cuba

Muerte de pelotero ausente de periódicos oficialistas

Solo en su tercer intento logró José Fernández abandonar Cuba, para abrirse camino en las Grandes Ligas

La noticia de la muerte del pelotero de origen cubano José Fernández, jugador de las Grandes Ligas en Estados Unidos, no figuraba el domingo en los dos principales periódicos de la Isla —Granma y Juventud Rebelde— mientras el sitio digital Cubadebate incluía una breve información en la que omitía el dato de que Fernández había inmigrado con su familia a suelo estadounidense.

Sin embargo, el dato de la salida de Fernández de Cuba no es de poca importancia en su lamentablemente corta biografía

Fernández nació en Cuba, donde jugó en varios equipos en las categorías infantiles en la central provincia de Villa Clara y fue formado en la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE), el centro que reúne a los talentos deportivos, informa BBC Mundo.

En 2007, a los 15 años, llegó a EEUU tras “desertar”, como se cataloga tradicionalmente al acto de salida del país de los deportistas cubanos. Fue su tercer intento para salir de la Isla.

Mientras recorrían los 170 kilómetros que separan Cuba de Miami, su madre se cayó del barco en el que viajaban y Fernández nadó para salvarla.

Una de las promesas más brillantes del béisbol en Estados Unidos, Fernández murió la madrugada del domingo en un accidente de navegación.

Tenía 24 años y era lanzador de los Miami Marlins de Florida.

De acuerdo a los medios locales, la policía de Florida recibió una llamada que alertaba sobre un accidente de navegación en Miami Beach hacia las 3am del domingo.

Cuando los agentes llegaron al lugar, se encontraron con un barco volcado y tres cuerpos. Uno de ellos pertenecía a Fernández.

La lancha en la que estaba Fernández se volcó al estrellarse contra un malecón de piedras. Las autoridades creen que iba a máxima velocidad por la magnitud del impacto que, al parecer, dejó al bote con evidencias de un daño severo.

Según explicó Lorenzo Veloz, portavoz de la Comisión de Conservación de Peces y Vida Salvaje de Florida, ninguno de los pasajeros llevaba puesto el chaleco salvavidas.

Indicó que en ocasiones anteriores habían realizado inspecciones de seguridad en esa lancha en la que solían pasear también otros jugadores de los Marlins y cuyo conductor conocía bien la zona, por lo que no se explican las causas que provocaron el accidente.

Aunque aún se esperan los resultados de las pruebas toxicológicas, hasta ahora no hay ninguna evidencia que indique a las autoridades que los pasajeros del bote estuvieran bajo los efectos del alcohol o de algún otro tipo de sustancia estupefaciente.

La lancha iba a máxima velocidad al momento de golpear contra un malecón de piedra.

Las autoridades dijeron que Fernández murió como consecuencia del golpe que sufrió durante el choque y no por ahogamiento.

© cubaencuentro

Subir