Actualizado: 03/07/2020 15:57
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Artes Plásticas

Una poderosa singularidad

Comentarios Enviar Imprimir

Cuando en los años ochenta, una mitad del mundo se quejaba del conservadurismo y la inmovilidad que la era Reagan-Thatcher imprimía a la cultura, y la otra mitad reaccionaba parecido frente al miope totalitarismo del eje Brezhnev-Honecker, en Cuba "los ochenta estaban buenos", sobre todo teniendo en cuenta el desastre posterior.

En aquellos años, cuando el aluvión soviético de películas (Tarkovski y Bondarchuk incluidos) y dibujos animados, las obras completas de Lenin y las novelas de Sholojov, venían aderezados con leche condensada y compotas de albaricoque, abrigos que te asaban en la Isla y radios Selena, que cogían la FM de Miami (hasta que se enteraron y quitaron la frecuencia), vinos azerbaijanos y vodka moscovita, yo todos los días tenía una prometedora noche por delante. Siempre se podía ir al cine, al teatro o a un concierto; no eran caros, todos valían un peso y, con algo de suerte, hasta podías entrar gratis.

De pronto, comenzaron a sucederse por aquí y por allá exposiciones de pintura que apenas entendíamos. En una de ellas conocí a Luis Gómez, cuando todavía estaba en la escuela de pintura de San Alejandro. Era la furia del arte conceptual entre los más jóvenes y parecían inagotables los argumentos para defenderlo contra cualquier otra pintura. A mi me enganchó aquello de "la idea como arte" a lo Joseph Kosuth, y en las intempestivas fiestas, después de las inauguraciones, pasaba horas hablando de arte y de cómo se desarrollaba un concepto dentro de la obra.

De Luis Gómez lo primero que vi fueron sus dibujos en carboncillo y crayola. Eran sencillos, con grandes espacios en blanco. Lo que más me gustaba era la síntesis de la expresión: unos cuantos trazos que anudaban algunas figuras, y de repente saltaba una delicada limpieza de ideas.

En pleno "período especial en tiempo de paz", Gómez sorprendió a todos con Visión del dolor (1991). Estremecedora exposición que, aun inmersa en los credos y simbolismos de mayas y aztecas, no podía dejar de conectarse metafóricamente con la cruda realidad que entonces se vivía —y se vive— en Cuba. Le seguiría Todo acerca del alma (1994), que se proyecta en clave expresiva cercana a la anterior, pero con un capital simbólico aún más depurado.

Luego vinieron, entre otras, Poder, espíritu y fortuna (1996) y Quite room (1998). Entre tanto, el autor experimentó un arriesgado cambio que le distanció radicalmente de la anterior visualidad. Sin dejar de conectar con sus experiencias de vida, los mecanismos del lenguaje del arte y el juego de sus infinitas reinscripciones se convirtieron en nuevo centro de gravedad creativo.

Desde entonces, su obra no ha hecho más que crecer y consolidarse. De ello hablan Proyecto personal o la bella instalación La huella múltiple, ambas de 2006. Creo que Gómez ha crecido y se ha renovado continuamente porque siempre ha hecho su trabajo la mayor sinceridad posible.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

 

En esta sección

'Rosario'

Audiovisual de Luis Gómez.

 

'A Dream Without'

Audiovisual de Luis Gómez.