Actualizado: 25/10/2021 18:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Bolivia

Candidatos presidenciales en frenética búsqueda de votos

Organizaciones sociales han dado tres meses a Evo Morales para que cumpla sus promesas de campaña si llega al poder.

Enviar Imprimir

Los principales candidatos a la presidencia de Bolivia, Evo Morales y Jorge Quiroga, están enfrascados en una frenética búsqueda de votos para obtener la victoria en las elecciones generales, previstas para el domingo, informó AFP.

Morales, primero en los sondeos (32,8%), intensificaba su campaña para ampliar la diferencia de cinco puntos porcentuales sobre Quiroga (27,7%), quien pretendía reducir la brecha.

Las campañas proselitistas cesarán el jueves cuando entrará en vigor una prohibición de reuniones públicas, manejo de armas por parte de civiles y consumo de bebidas alcohólicas.

En los últimos días para conseguir sufragios, Morales y Quiroga tenían previsto realizar verdaderos maratones por diversas localidades del país y tradicionales "cierres de campaña" en las ciudades de mayor densidad poblacional y potencial de voto: La Paz, Santa Cruz y Cochabamba.

En tanto, una guerra televisiva de spots de Quiroga y Morales se libra especialmente en horarios de mayor audiencia.

Las estrategias mediáticas en el último tramo de la competición electoral mantenían invariable la tónica con la que arrancó hace más de un mes: muchos insultos y muy pocas propuestas.

Los debates y foros políticos pasaron sin pena ni gloria, en especial por la ausencia del favorito en las encuestas, el indígena Evo Morales, que se rehusó hasta el final a sentarse en una misma mesa con Quiroga.

El líder del Movimiento Al Socialismo (MAS) exigió que el ex mandatario se disculpe por haberlo llamado en el pasado "narcotraficante" y "asesino".

A apenas seis días de los comicios, a los que están convocados 3,6 millones de bolivianos, saltó a la palestra política la certeza de que ninguno de los candidatos obtendrá la mayoría absoluta, razón por la que otra vez será el Congreso el que dirima la situación, como en cinco elecciones precedentes desde 1982, cuando se reinstauró la democracia.

El candidato Samuel Doria Medina, tercero en los sondeos independientes, anunció que en una previsible segunda ronda en el Congreso facilitará la victoria al postulante que obtenga cinco puntos de ventaja en las elecciones del domingo.

Las Fuerzas Armadas se unieron a los pedidos de que los congresistas reconozcan la primera mayoría en los sufragios y actúen en consonancia, según el comandante castrense, Marco Antonio Justiniano.

"Es de esperar que sea respetada la opinión de la mayoría, aunque sea relativa, para la conformación del futuro gobierno", dijo Justiniano.

Según un reciente sondeo, el centrista Doria Medina acumula el 9,4% y, de acuerdo a las previsiones, tendrá los votos suficientes para influir en la elección del nuevo mandatario.

La Constitución establece que si ninguno de los candidatos obtiene la mitad más uno de los sufragios válidos en la elección directa, el presidente será escogido entre los dos primeros por voto de los congresistas.

En previsión de que Morales será ungido presidente, un dirigente agrario y legislador, Román Loayza, advirtió que si el líder de su partido y candidato presidencial no cumple sus promesas electorales en un término de tres meses, podría ser expulsado del poder.

Dicha advertencia "no sólo estamos diciendo a los neoliberales, también podría pasar con el hermano Evo. Por eso tiene que estar listo para responder al pueblo", insistió Loayza.

"Las organizaciones sociales han dado tres meses de término. Si en el curso de esos tres meses no responden con la nacionalización de los hidrocarburos y con la Asamblea Constituyente, entonces, el gobierno se va ir", insistió.