Actualizado: 20/09/2019 11:30
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Venezuela

Chávez amenaza con no renovar las licencias a televisoras privadas

El gobernante acusa a las televisoras de recibir dinero de Estados Unidos para hacer campaña en su contra.

Enviar Imprimir

El presidente Hugo Chávez anunció el miércoles que ordenó la revisión de las concesiones a televisoras privadas que se vencen en 2007, y dejó entrever que podrían no ser renovados los permisos, informó la AP.

"He ordenado la revisión de las concesiones de las plantas de televisión", dijo Chávez durante un acto en el Ministerio de la Defensa, luego de realizar duras críticas a las televisoras locales a las que acusó de transmitir mensajes dirigidos a "dividir a los venezolanos".

"Habrá que revisar las concesiones de las televisoras que se van a vencer pronto, en el 2007 (…) Nosotros no podemos ser tan irresponsables de seguir dándole concesiones a un pequeño grupo de personas", comentó el mandatario.

"Me importa un comino lo que digan los oligarcas del mundo. Me importa es la suerte de mi patria y la unidad de Venezuela", señaló el gobernante al asegurar que estaba dispuesto a no renovar las concesiones a las televisoras privadas.

Chávez dijo que, en "nombre de una supuesta libertad de expresión", hay uno grupo, que no identificó, que utiliza los canales privados para emitir mensajes que van contra los intereses del país.

Vestido con traje de campaña militar y su característica boina roja, el gobernante dijo que la "campaña" de las televisoras "viene pagada desde el imperio", en evidente alusión a Estados Unidos.

El mandatario ha mantenido durante sus siete años de gobierno tirantes relaciones con los principales diarios y televisoras del país a los que ha acusado de difundir "mentiras" y de conspirar.

Los principales medios de comunicación locales se sumaron al paro que convocó en diciembre del 2002 la oposición para presionar la renuncia de Chávez.

Como parte de las acciones de protesta, las televisoras suspendieron por dos meses la difusión de comerciales y su programación habitual, y sólo se limitaron a pasar películas, dibujos animados y los noticieros.

Los dueños de las televisoras locales han denunciado que el gobierno de Chávez ha recurrido al ente supervisor de las telecomunicaciones y al organismo tributario para presionarlos a través de procedimientos administrativos y millonarias multas. Las autoridades venezolanas han rechazado las alegaciones.