Actualizado: 19/01/2022 23:52
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Irak

Comicios para elegir un parlamento cierran con cerca del 70% de participación

Enviar Imprimir

Las autoridades iraquíes contaban el viernes millones de papeletas tras los comicios para elegir un parlamento, en los que por primera vez participaron árabes sunitas, informó Reuters.

La comisión electoral no ofreció resultados o cifras sobre cuantos de los 15 millones de iraquíes registrados sufragaron, pero algunos funcionarios calcularon que 11 millones de personas votaron, más de un 70% de los electores registrados, según AP.

Las ciudades estaban tranquilas en el último día de un operativo de seguridad por el que se cerraron las fronteras, se prohibió el tránsito vehicular y decenas de miles de policías y soldados patrullaron las calles, apoyados por las tropas estadounidenses.

Después del escrutinio preliminar en los centros locales, las papeletas serán enviadas a Bagdad.

Los resultados iniciales tardarían días y el final se conocería dentro de un par de semanas, mientras que las conversaciones para un gobierno de coalición que contemple las divisiones étnicas y sectarias podrían extenderse durante meses.

El comisionado electoral Farid Ayar dijo a Reuters que creía que entre 10 y 11 millones de los 15 millones de electores iraquíes votaron el jueves, por lo que la asistencia a los centros de votación sería de entre un 67 y un 73%.

"Necesitamos un par de días para saber un número preciso", sostuvo Ayar. "Todo salió bien desde nuestro punto de vista".

En las elecciones de enero, en la que se escogió un Parlamento provisional y que fueron boicoteadas por la mayor parte de los árabes sunitas, participó un 58% de los votantes.

De acuerdo con AP, la comisión electoral dijo que ya había recibido 178 quejas sobre irregularidades. El vocero de la comisión, Ezzeddin al-Mohamady, afirmó que 35 de ellas se referían a la "interferencia violenta" de la policía, el ejército o empleados electorales. Otras 101 estaban vinculadas a violaciones de normas de la campaña, como usar símbolos religiosos en avisos de candidatos.

"Hasta ahora, no hemos recibido queja alguna sobre fraude", añadió.

Funcionarios occidentales en Bagdad dijeron que habían oído denuncias de numerosas irregularidades en el norte y en el sur, especialmente de intimidación por parte de las fuerzas de seguridad.

Al-Mohamady confirmó que hubo "algunas violaciones" de la ley electoral en Kirkuk, una ciudad al norte de Irak que disputan árabes y kurdos y turcomanos.

"Hubo escasez" de papeletas "en algunas mesas. Y en algunas listas faltaban algunos nombres", reconoció, indicando que los problemas se habían solucionado. También "hubo algunos ataques contra algunos observadores" en mesas electorales de Kirkuk, dijo al-Mohamady.

En Mosul, de mayoría suní, un funcionario del partido Islámico Arabe Iraquí denunció que soldados kurdos votaron dos veces en al menos una mesa electoral. Honayn al-Qado, un suní, también dijo que había muchas personas que habían sido eliminadas de las listas electorales.

El comisionado electoral Farid Ayar dijo que el recuento nacional comenzará el sábado en la fuertemente protegida Zona Verde de Bagdad.

"Son alrededor de dos semanas o quizás más", afirmó. "En la primera semana de enero anunciaremos los resultados certificados", agregó.

Los sufragios marcan la última etapa de un cronograma establecido por Washington para instalar instituciones democráticas en el país.

Uno de los objetivos cruciales de Estados Unidos es alejar de la insurgencia a los árabes sunitas, dominantes bajo el gobierno de Sadam Husein, con el fin de integrarlos al proceso político y, de esa forma, estabilizar Irak para iniciar el retiro gradual de los 150.000 soldados que mantiene en el país.