Actualizado: 24/06/2022 11:47
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Rusia

Condenan el asesinato de una periodista que investigaba violaciones de los derechos humanos en Chechenia

En el momento en que fue asesinada, Anna Politkovskaia preparaba un reportaje sobre la tortura en Chechenia. Su material incluía fotos.

Enviar Imprimir

El asesinato de la periodista de investigación rusa Anna Politkovskaia, prácticamente la única reportera en su país en informar sobre las violaciones de los derechos humanos en Chechenia, levantó el domingo la indignación en Rusia y en el extranjero, informó la AFP.

Estados Unidos y el Consejo de Europa se unieron a políticos rusos, periodistas y activistas de derechos humanos en la condena al asesinato de Politkovskaia el sábado en su domicilio en el centro de Moscú.

El ex presidente soviético Mijail Gorbachov, accionista de la publicación bisemanal en el que trabajaba Politkovskaia, Novaya Gazeta, calificó su muerte de "salvaje" y de "golpe a la democracia y a la prensa independiente", según la agencia Interfax.

Politkovskaia, de 48 años, fue abatida a balazos en el inmueble de su casa cuando salía del ascensor para ir a recoger unas bolsas en su coche. El asesino le disparó primero en el pecho y luego la remató apuntando a la cabeza, según fuentes policiales citadas por agencias rusas.

El asesino abandonó en el lugar su pistola Makarov. La policía ha difundido un vídeo con imágenes del sospechoso, en el que aparece saliendo del inmueble con el rostro disimulado por una gorra.

Para muchos, la muerte de la periodista, que denunciaba las atrocidades cometidas en Chechenia y la corrupción y los ataques a los derechos humanos en la Rusia de Vladimir Putin, sólo puede deberse a sus actividades profesionales.

Según indicaron sus colegas el domingo, Politkowskaia estaba preparando un reportaje sobre la tortura en Chechenia.

El editor del bisemanal Novaya Gazeta, Dmitri Muratov, declaró que "ella tenía fotografías muy importantes que lo mostraban todo (la tortura en Chechenia). Era su material e iba a ser publicado en la edición del lunes".

Aunque el periódico no tenía el artículo en cuestión, publicó una parte del material.

Politkovskaia es la periodista número 42 asesinada en Rusia desde el final del comunismo, y la número 12 desde que Vladimir Putin llegó a la presidencia en 2000, según el Comité de Protección de Periodistas, con sede en Nueva York.

Su muerte era la portada del domingo de todos los informativos televisados. Por el contrario, la elite del poder, empezando por el presidente Putin, no había reaccionado aún 24 horas después.

A mitad de la jornada, varios centenares de personas se reunieron en la plaza Pushkin, en el centro de Moscú, una concentración notable en un país en el que las manifestaciones por la defensa de los derechos humanos rara vez congregan más de unas decenas de personas.

La manifestación de este domingo, organizada para denunciar la campaña contra los georgianos en Rusia, se convirtió en un homenaje en memoria de la Politkovskaia.

En las pancartas se podían leer lemas como "El Kremlin mató la libertad de expresión" o "Putin, responderás por todo", al tiempo que, al pie de una farola, se levantaba un memorial improvisado con flores y velas.

"Su obra debe continuar. Es necesario que los periodistas sigan su ejemplo. Vivió heroicamente y murió heroicamente", afirmó la presidenta del grupo Helsinki de Moscú, Liudmila Alexeeva, con la voz temblorosa por la emoción.

"Creía que vivíamos en un país diferente, pero hemos retrocedido 20 años", lamentó Marina, de 26 años y traductora.