Actualizado: 25/10/2021 18:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Argentina

Crisis en los principales partidos en un año electoral

Enviar Imprimir

En un año de elecciones presidenciales, los partidos políticos argentinos, particularmente los dos principales, están sumidos en controversias internas que generan la posibilidad de escisiones y un proceso de realineamientos, reportó la AP.

El presidente Néstor Kirchner expresa frecuentemente que los partidos tradicionales han entrado en crisis y que sería conveniente la formación de dos grandes bloques políticos, uno de centroizquierda, que él aspira a encabezar, y otro de centroderecha.

Este proceso crítico afecta principalmente al peronismo y a la Unión Cívica Radical (UCR), en el ultimo medio siglo los dos partidos hegemónicos de la política argentina, pero también a agrupaciones de menor gravitación, como el centenario Partido Socialista.

El 28 de octubre se celebrarán elecciones presidenciales, pero habrá previamente comicios en distintas provincias, que comenzarán el 11 de marzo en el distrito andino de Catamarca con la elección del gobernador.

En Catamarca, el actual gobernador Eduardo Brizuela del Moral, de la UCR, se presenta a la reelección, con el apoyo del Frente para la Victoria, el sector peronista que responde a Kirchner. El principal adversario de Brizuela del Moral es el ex senador Luis Barrionuevo, dirigente sindical enrolado en la derecha del peronismo, que utiliza el nombre del Partido Justicialista, denominación tradicional del peronismo.

La virtual fractura del peronismo ya se evidenció en las elecciones presidenciales de 2003, cuando hubo tres candidatos de esa extracción, uno de los cuales, Kirchner, resultó elegido presidente luego del abandono, en segunda vuelta, del ex mandatario Carlos Menem, quien este año intentará nuevamente volver a la Casa de Gobierno.

Kirchner mantiene la incógnita acerca de si se presentará a la reelección o si la candidata oficialista será su esposa, la senadora Cristina Fernández.

Un importante sector moderado del peronismo, distanciado de Kirchner, apoya la candidatura del ex ministro de economía Roberto Lavagna.

El proceso de realineamiento está golpeando duramente a la UCR, que por primera vez desde 1916 no tendrá un candidato presidencial propio.

Un sector que comprende a la mayoría de los gobernadores provinciales y alcaldes de la UCR quiere aliarse con el Frente para la Victoria, de Kirchner. Otro grupo, encabezado por el ex presidente Raúl Alfonsín, apoya la candidatura de Lavagna y una tercera fracción minoritaria está en conversaciones con la candidata centrista Elisa Carrió, del partido ARI.

El Partido Socialista, fundado en 1896, parece encaminarse a una crisis que podría concretarse en su Congreso del mes de abril. Mientras varias federaciones provinciales del PS están concertando alianzas con el "kirchnerismo", otro importante grupo busca coaligarse con la diputada Carrió y amenaza expulsar a sus rivales.