Actualizado: 16/08/2019 16:52
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Venezuela

El gobierno de Chávez retoma el control de los campos petroleros

El ministro de Energía dijo que con el cambio se puso punto final a una situación ilegal.

Enviar Imprimir

La corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) anunció que a partir del 1 de enero retomó el control de los campos petroleros que hace más de una década fueron cedidos en concesión, bajo convenios operativos, a empresas privadas, informó la AP.

El ministro de Energía, Rafael Ramírez, dijo en un comunicado que desde este domingo se concretó la "recuperación de los 32 campos petroleros" que fueron entregados como parte de un ambicioso plan de apertura de la industria petrolera a capitales privados nacionales y extranjeros.

Ramírez afirmó que con el cambio se puso punto final a una situación ilegal. "Venezuela había renunciado a las regalías", violando la ley, dijo.

Los 32 convenios operativos firmados entre 1990 y 1997 fueron declarados ilegales de acuerdo a la nueva legislación de hidrocarburos vigente desde finales de 2001.

Esa legislación contemplaba el cambio obligatorio de los convenios operativos a empresas mixtas.

El gobierno venezolano había dado plazo hasta fin de año para que las 15 firmas nacionales y extranjeras que operan en el país suscribiesen un convenio transitorio que les permitiera cambiar sus contratos y continuar negociando los términos para asociarse con PDVSA a principios de 2006.

La ley de hidrocarburos estableció que Caracas podía asumir las operaciones de producción petrolera de aquellos convenios operativos existentes, si las empresas se negaban a aceptar la conversión de esos contratos en otros para entidades mixtas.

El objetivo de la ley, promulgada cuando los precios del crudo estaban por debajo de los 10 dólares por barril, era aumentar la producción de hidrocarburos a través del aprovechamiento de campos, que por razones de baja prioridad, ubicación geográfica y agotamiento, estaban cerrados, y de los cuales PDVSA no contemplaba la reactivación a mediano plazo utilizando recursos propios.

El ajuste contractual se realiza en momentos en que el gobierno de Hugo Chávez busca obtener mayores ingresos de la producción privada de petróleo, alentado por los elevados precios.

Las firma British Petroleum, la holandesa Royal Dutch Shell y el gigante energético español-argentino Repsol YPF figuran entre las empresas extranjeras que acordaron el cambio de sus convenios.

Repsol se convirtió el pasado 30 de diciembre en la última de las firmas en acordar el cambio contractual, luego de comprar las acciones que poseía la ExxonMovil de un campo petrolero que operaban conjuntamente.

Exxon se había resistido a los nuevos términos del convenio que exigía el gobierno venezolano.

En los nuevos convenios, la petrolera venezolana tendrá una participación mínima del 60% y en algunos casos, del 70%, se informó.

Bajo las nuevas condiciones, Caracas se ahorrará unos 3.000 millones de dólares para producir 500.000 barriles que antes tenía que comprar a las empresas operadoras a precios internacionales, señaló Ramírez recientemente.

Bajo los 32 acuerdos operativos son extraídos en la actualidad más de 500.000 barriles de crudo diarios, más de la quinta parte de la producción total del país.

Venezuela es el quinto exportador mundial de petróleo y posee las mayores reservas fuera del Medio Oriente.