Actualizado: 17/05/2022 17:16
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Venezuela

El gobierno venezolano pide a los funcionarios evitar el uso del árbol de Navidad

Caracas adelantó la entrega de bonos de fin de año a sus empleados públicos, algo que los opositores consideran un intento de comprar votos para las elecciones del 3 de diciembre.

Enviar Imprimir

El gobierno del presidente Hugo Chávez negó el martes que exista una resolución que prohíba el uso de imágenes de Santa Claus (Papa Noel) o de árboles de Navidad durante los festejos de diciembre, pero admitió que espera que los empleados públicos eviten decorar sus oficinas con símbolos ajenos a las tradiciones venezolanas, informó la AP.

"No hay ninguna prohibición, lo que existe es una orientación para rescatar las tradiciones autóctonas venezolanas", dijo a periodista el ministro de Información, Willian Lara.

Algunos partidarios del mandatario venezolano han dicho que los árboles de Navidad y la imagen de Papa Noel son una costumbre estadounidense contraria a las de Venezuela.

"Cada familia venezolana puede celebrar la Navidad de acuerdo con su particular criterio, aunque en las oficinas públicas habrá un pesebre, porque el pesebre (que representa el nacimiento de Jesús) no es religioso, sino expresión de la tradición autóctona venezolana", indicó.

"Celebraremos con villancicos, gaitas (canciones folclóricas del estado Zulia que se han extendido a toda Venezuela como música tradicional navideña) y con el pesebre y la hallaca", agregó el ministro en alusión plato típico de esas fiestas, parecido a los tamales mexicanos.

Desde hace décadas, la mayoría de los venezolanos acostumbra decorar hogares, dependencias estatales y comercios con adornos y luces alusivos a los árboles de Navidad y a la imagen de Santa Claus.

Chávez, que se considera un defensor de las tradiciones venezolanas, es un fiero opositor de Estados Unidos y de su presidente George W. Bush.

El mandatario venezolano afirma liderar una "revolución socialista" y repetidamente dice a los venezolanos que deben enfatizar la cultura nacional en oposición de las costumbres estadounidenses adoptadas por la influencia la televisión y del cine de Hollywood.

A comienzo de semana, el gobierno Chávez declaró el adelantó de las fiestas navideñas en Venezuela al entregar, bajo la critica de sus adversarios políticos, bonos de fin de año a los empleados públicos mucho antes de la Navidad y de la elección presidencial del 3 de diciembre.

Los aliados de Manuel Rosales, el principal candidato de la oposición venezolana, acusaron a Chávez de tratar de aumentar el apoyo para su reelección hurgando en las arcas del Estado para pagar a cerca de un millón de empleados públicos antes de las elecciones. La bonificación navideña tradicionalmente es pagada a mediados de diciembre.

El vicepresidente José Vicente Rangel rechazó las acusaciones y dijo que la entrega adelantada de "este aguinaldo no es una manera de comprar un voto, como ya se dice en la conseja malintencionada de los adversarios políticos".

"Esto significa un acto de amor, de reconocimiento de lo que ustedes representan en la administración publica", afirmó.