Actualizado: 20/09/2019 11:30
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Venezuela

El Papa pide a Hugo Chávez garantizar los derecho de los católicos venezolanos

Benedicto XVI expresó preocupación por un proyecto de reforma de la instrucción en Venezuela que no incluiría la enseñanza de religión.

Enviar Imprimir

El papa Benedicto XVI pidió al presidente venezolano, Hugo Chávez, garantizar en su país el respeto de los derechos de los católicos, informó la AP.

Le pidió que "sean superadas todas las tensiones en el respeto de los derechos de todos", informó el portavoz del Vaticano, Joaquín Navarro Valls.

El Papa expresó además a Chávez su preocupación por las intenciones de retirarle la palabra "Católica" al nombre de la Universidad Católica Santa Rosa de Lima, y "por un proyecto de reforma de la instrucción en el cual no sería incluida la enseñanza de religión".

Benedicto XVI pidió también al gobernante venezolano que "los programas de salud pública mantengan como punto central la protección de la vida desde su inicio y, por último, le subrayó la exigencia de la independencia de los medios católicos".

Según Navarro Valls, Chávez aseguró al Papa su "interés" acerca de sus peticiones y "su empeño por superar toda tensión en el respeto de los derechos de todos".

La audiencia privada, la primera de Chávez con el papa Benedicto XVI, duró 35 minutos. El Pontífice le regaló su encíclica y las medallas de su pontificado y Chávez una pintura de Simón Bolívar.

Chávez dijo en una conferencia de prensa que la Iglesia Católica venezolana no puede tener ningún temor sobre su libertad y su independencia. "No puede tener ninguna razón para preocuparse", afirmó y restó importancia a problemas del pasado.

No obstante, Chávez repitió que en el intento de golpe de Estado de 2002 que trató de derrocarlo, "participaron algunos jerarcas de la Iglesia".

"Pero queremos que eso quede en el pasado porque no ocurrirá nunca más", aseguró. "Queremos darle vuelta totalmente la página con esta visita al Pontífice".

Por otra parte, afirmó que se está creando en América Latina un mapa político independiente de Estados Unidos.

Mencionó en ese sentido a los gobiernos de Brasil, Argentina, Uruguay, Chile y Bolivia, y agregó que "seguirán llegando nuevos liderazgos con una nueva conciencia latinoamericana".

El gobernante venezolano dijo que detrás de las divergencias entre Caracas y Washington está el petróleo venezolano y comparó el asunto con el duelo bíblico entre David y Goliat.

"Goliat se creía dueño de Venezuela, y era dueño de Venezuela, y dueño del petróleo y del gas, desde hace casi un siglo", afirmó.

Chávez negó asimismo haberse inmiscuido en las políticas nacionales y electorales de otros países, como Perú y México, y aseveró que su país no está aislado, como lo presenta los Estados Unidos.

"Condoleezza Rice está llamando a la creación de un frente mundial anti Chávez: van a fracasar, pero están trabajando muy duro, gastando mucho dinero, comprando a mucha gente, presionando a países enteros", dijo.

Por otra parte, se pronunció en favor de la "creación de un mega estado de los países de América Latina, para poder sobrevivir para insertarse con éxito en este mundo globalizado".

Chávez, quien llegó el miércoles a Roma, viajaba este jueves a Viena, para participar en la cumbre de la Unión Europea y Latinoamérica; luego proseguirá hacia Gran Bretaña, Libia y Argelia.