Actualizado: 12/07/2024 0:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Estados Unidos

El Pentágono contempla tres opciones para Irak

Washington combinaría un pequeño incremento a corto plazo de los efectivos estadounidenses con una formación a largo plazo de las fuerzas iraquíes.

Enviar Imprimir

Un comité del Pentágono esbozó tres opciones básicas para mejorar la situación en Irak: retirarse, enviar más tropas o reducir el tamaño de la fuerza pero permanecer más tiempo, según publicó este lunes el diario The Washington Post.

El grupo recomendaría una combinación que generará un pequeño incremento a corto plazo de los efectivos estadounidenses y una formación a largo plazo de las fuerzas iraquíes, dijo el diario, citando a altos responsables de Defensa.

Las opciones han sido apodadas "Go Home", "Go Big" y "Go Longer", según un reporte de Reuters.

Fuentes que han sido informadas sobre la revisión, liderada por el general Peter Pace —jefe del Estado Mayor—, dijeron que el grupo había concluido que no había suficientes fuerzas estadounidenses para "Go Big", la opción que respalda aumentar el número de soldados.

"Go Home", la opción del retiro rápido, fue rechazada por considerar probable que empujaría a Irak a una guerra civil total, añadió el periódico.

El grupo del Pentágono ideó un plan híbrido, "Go Long", que pide una reducción de la presencia de los efectivos de combate combinada con una extensión a largo plazo de la formación y asesoramiento de las fuerzas iraquíes, sostuvo el Post.

Los responsables dijeron que con la mezcla de opciones, la presencia de Estados Unidos en Irak se vería reforzada por 20.000 a 30.000 efectivos durante un período corto, dijo el diario.

En la actualidad, Estados Unidos tiene alrededor de 140.000 efectivos en Irak.

Los demócratas, que lograron el control del Congreso de Estados Unidos en las elecciones de noviembre, han anunciado que presionarán para iniciar una retirada de Irak en los próximos meses.

El presidente, George W. Bush, ha insistido en que las tropas estadounidenses no se irían hasta que los iraquíes pudieran asumir la seguridad y ha rechazado reiteradamente fijar un calendario de retirada. Sin embargo, la Casa Blanca ha dicho que Bush está abierto a nuevas ideas.