Actualizado: 25/10/2021 18:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Bolivia

El presidente dice que algunas transnacionales conspiran en su contra

El vicepresidente, Álvaro García Linera, llamó a la unidad y afirmó que 'los oligarcas quieren hacer daño al gobierno del hermano Evo Morales'.

Enviar Imprimir

El presidente boliviano, Evo Morales, denunció una conspiración en su contra por parte algunas "transnacionales" a las que no identificó y llamó a los sectores sociales que apoyaron su elección a movilizarse para defender los cambios iniciados por su gobierno, informó AP.

"Ya hay algunas conspiraciones de algunas transnacionales. Ya tuvimos reuniones con el alto mando militar en las que nos daban información de cómo están preparando eso (la conspiración)", dijo el mandatario el lunes por la tarde durante una reunión con dirigentes campesinos de La Paz. Las declaraciones se conocieron el martes a través de medios de prensa. Morales no dio más detalles.

En la reunión, el presidente boliviano llamó a los líderes campesinos a movilizarse "para nacionalizar" los hidrocarburos.

"Tenemos el gobierno, pero nos falta, no hemos ganado el poder político, por eso tenemos que trabajar con todos los sectores", agregó al advertir que la nacionalización de los hidrocarburos será una de las tareas más difíciles de su administración.

Durante su campaña electoral y tras su contundente victoria en las urnas, el primer presidente indígena en la historia de Bolivia ha repetido que nacionalizará la propiedad de los hidrocarburos sin afectar los bienes de las compañías.

En el encuentro con los campesinos de La Paz también estuvo el vicepresidente Álvaro García Linera, un intelectual de clase media quien lanzó un discurso en el mismo tono del presidente.

García Linera llamó a la unidad de los sectores sociales porque "los oligarcas quieren hacer daño al gobierno del hermano Evo Morales".

"Hay que movilizarse contra los que quieren hacer daño porque van a presionar las petroleras, los gringos", dijo.

La tarea inmediata, según García Linera, es "dejar sin aire a los adversarios". "No hay que dejarlos respirar para dar el segundo paso que es la Asamblea Constituyente. La lucha no ha terminado", afirmó.

Señaló que la ley de convocatoria a esa asamblea, que comenzará a deliberar desde agosto, deberá ser aprobada por el Congreso a más tardar a "fines de febrero o la primera semana de marzo" porque si no, "corre el riesgo del fracasar".

La semana pasada Morales también advirtió con una movilización en las calles si el Congreso traba la ley de convocatoria.

Su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), no tiene dos tercios de votos del Congreso necesarios para convocar a la Asamblea Constituyente.