Actualizado: 25/10/2021 18:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Bolivia

Evo Morales promulga leyes para 'refundar' el país

Las leyes permiten la convocatoria a una asamblea constituyente y a un referendo para la creación de autonomías.

Enviar Imprimir

El presidente boliviano, Evo Morales, promulgó el lunes las leyes de convocatoria a una asamblea constituyente y a un referendo para la creación de autonomías, normas esperadas largamente en el país, con las que aspira a lograr su "refundación", informó la AP.

Ante los principales líderes políticos, sindicales, sociales, regionales y religiosos de Bolivia, Morales firmó las dos leyes que instruyen la elección de constituyentes y la celebración del referendo el 2 de julio.

El presidente boliviano, que hizo de la propuesta de la asamblea uno de los ejes de su campaña electoral, señaló que esta permitirá "refundar Bolivia" y recuperarla "para los bolivianos".

Según Morales, la constituyente, que debe instalarse a partir del 6 de agosto y trabajar entre seis meses y un año, debe abolir "el modelo neoliberal" y garantizar que los recursos naturales "retornen a manos del pueblo boliviano".

"Estamos apostando por una revolución democrática", dijo el mandatario, el primer indígena que asume el gobierno de Bolivia en sus 180 años de vida republicana.

En medio de aplausos de un público mayoritariamente seguidor de su partido Movimiento Al Socialismo (MAS), Morales indicó que las fuerzas armadas y el pueblo garantizarán la "nacionalización de los recursos naturales".

De acuerdo con la ley, la asamblea estará conformada por 255 miembros, tres por cada una de las 70 circunscripciones territoriales y cinco por cada uno de los nueve departamentos (provincias) de Bolivia, y sesionará en Sucre, la capital constitucional, en el sur del país.

Morales dedicó menos espacio al referendo autonómico, un reclamo promovido por los ricos departamentos de Santa Cruz y Tarija, cuyos dirigentes cívicos, los abanderados de la propuesta, también asistieron a la ceremonia, realizada en el palacio de gobierno.

El referendo consultará a los bolivianos si quieren que en sus departamentos se creen gobiernos autónomos, bajo el modelo español, en un proceso voluntario y progresivo con el objetivo de administrar la parte de los impuestos que les corresponde con mayor eficiencia.

Desencuentros durante la semana pasada sobre las autonomías entre el mandatario y el Comité Cívico de Santa Cruz hicieron temer la posibilidad de la emergencia de conflictos regionales.

El presidente del Comité cruceño, Germán Antelo, advirtió entonces que iba a "correr sangre" si los resultados del referendo no eran vinculantes sobre la Constituyente, de manera que, si un solo departamento aprueba la autonomía, se respete esa decisión al margen de las de los otros.

Morales accedió finalmente al reclamo y así permitió el alumbramiento del acuerdo político que permitió en el Congreso, el fin de semana, la aprobación de ambas normas casi por unanimidad.

La ley sobre la constituyente establece también que la nueva carta magna que emerja de ella será sometida a otro referendo, que debe aprobarla por mayoría absoluta. En caso contrario, se mantendrá la actual.