Actualizado: 22/01/2020 16:22
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

China-censura, Google, RSF

Google accede a autocensurarse en China

'Cuando una máquina de búsqueda coopera con el gobierno de esta manera, facilita el control (…) sobre lo que se dice en Internet', dijo RSF.

Enviar Imprimir

Google lanzó el miércoles en China su sistema de búsqueda por Internet, pero con una versión que censura textos sobre derechos humanos, el Tíbet y otros asuntos molestos para Pekín.

Según AP, minutos después del lanzamiento del nuevo portal, con el sufijo chino ".cn", la búsqueda de información sobre el proscrito movimiento Falun Gong mostró decenas de páginas omitidas. Sin embargo, aparecieron sitios del gobierno que condenan al grupo.

Las búsquedas de otros temas delicados para Pekín, como los relacionados con el Dalai Lama y la independencia de Taiwán, y términos como "democracia" y "derechos humanos" dieron resultados similares.

En la mayoría de esos casos, sólo aparecieron sitios oficiales del gobierno chino y con la terminación ".cn".

La compañía, cuya divisa es "No seas malvado", dice que el objetivo del nuevo sitio es ser accesible en China para que los usuarios puedan obtener información.

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) criticó a Google, como antes hizo con Yahoo! y MSN.com de Microsoft, por someterse al régimen chino de censura.

"Cuando una máquina de búsqueda coopera con el gobierno de esta manera, facilita el control del gobierno chino sobre lo que se dice en la Internet", dijo Julien Pain, que dirige la sección Internet de RSF.

El analista de tecnología Duncan Clark dijo que esas críticas probablemente no le crearán problemas a los negocios de Google en otras partes, dada la debilidad de las respuestas a otros casos de cooperación de compañías de Internet con las autoridades chinas.

Incidentes anteriores "aparentemente no se han cohesionado en grado suficiente para disuadir a Google", dijo Clark, director gerente de la consultora BDA China Ltd., con sede en Pekín.

Usuarios chinos de Internet dijeron que la decisión de Google era inevitable, dada las restricciones que impone Pekín, que promueve el uso de red para el comercio pero censura todo lo que considera ofensivo o subversivo.