Actualizado: 23/09/2019 16:12
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Canadá

Grandes retos para los conservadores tras ganar las elecciones

Stephen Harper sacó del gobierno a los liberales, pero no consiguió la mayoría.

Enviar Imprimir

Los canadienses dieron un giro radical a su política al darle el poder al conservador Stephen Harper, quien enfrenta la difícil tarea de cumplir sus promesas de recortar los impuestos, combatir la delincuencia y reparar las relaciones con Estados Unidos, informó AP.

Los conservadores desplazaron del gobierno a los liberales por primera vez en 13 años, pero no consiguieron la mayoría, con lo que no les será fácil sacar adelante proyectos de ley.

Las elecciones del lunes dejaron claro que, pese a la preocupación sobre posiciones sociales extremas de Harper, el electorado se cansó de los escándalos de corrupción del Partido Liberal y de sus promesas incumplidas.

"Los canadienses le han pedido a nuestro partido liderar un cambio", dijo Harper tras su victoria.

En la distribución del hemiciclo, de 328 escaños, 124 fueron para los conservadores, 103 para los liberales, 51 para el bloque de Québec, 29 para el partido Nueva Democracia y 1 para un independiente.

En Québec, una zona de habla francesa y tinte nacionalista, los conservadores se hicieron con 10 escaños, un giro radical respecto a las pasadas elecciones de junio de 2004, cuando no obtuvieron ninguno.

"Nuestro gobierno construirá una nueva y dinámica voz en pro del federalismo en Quebec", dijo Harper.

Harper prometió también trabajar rápidamente para recortar en el país los impuestos al valor agregado del 7 al 6%, "reformar el sistema de justicia para combatir el crimen y las pandillas" y destinar 1.042 dólares a cada familia canadiense que tenga un niño que necesite de cuidados especiales.

Asimismo, insistió en que quiere introducir una ley de control que supervise el gasto gubernamental, para evitar los escándalos de corrupción que ahogaron a los liberales.

Las relaciones con el gobierno de George W. Bush tiene visos de mejorar, ya que la ideología de Harper fluye en la misma corriente que la de muchos republicanos en Estados Unidos.

Además, Harper dijo que reconsideraría el programa de defensa antimisiles de Estados Unidos, algo que criticó duramente el actual primer ministro, Paul Martin.

Por otra parte, el líder conservador, de 46 años, ha expresado su intención de destrabar el debate de Kyoto y establecer diferentes controles para el cuidado del medio ambiente, invertir más en el ejército y expandir las misiones de paz de las fuerzas nacionales.

Según AP, la victoria de Harper en un país de tradición liberal podría virar a Canadá a la derecha en temas como los impuestos, el sistema de salud, el aborto y el matrimonio gay.

Algunos canadienses se muestran muy escépticos por la oposición de Harper al aborto y al matrimonio de personas del mismo sexo.

Las elecciones tuvieron una participación del 65%, de un total posible de 22,7 millones de votantes. En 2004 la participación en los comicios fue del 60%.