Actualizado: 18/10/2021 10:15
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Medio Oriente

Irán planea aumentar los lazos militares y económicos con Irak

Bagdad llama a Teherán y Washington a dejar de usar Irak como 'zona de conflicto y competencia'.

Enviar Imprimir

Irán está dando pasos para ampliar sus lazos económicos y militares con Irak, dijo este domingo el embajador de Teherán en Bagdad, en una entrevista concedida a The New York Times, informó Reuters.

El embajador, Hasan Kazemi Qomi, afirmó que Irán está preparado para proporcionar entrenamiento a las fuerzas iraquíes, apoyo logístico y asesores para la "lucha por la seguridad" y añadió que su país está listo para asumir una responsabilidad mayor en la reconstrucción de Irak.

También reconoció por primera vez que dos iraníes detenidos el mes pasado en Irak por las fuerzas estadounidenses son agentes de seguridad, tal y como había declarado Estados Unidos.

"Trabajaban en el sector de la seguridad en la república islámica, está claro", reconoció Qomi, durante una entrevista de hora y media en la embajada iraní en Irak.

Los iraníes estaban en Irak porque "los dos países acordaron resolver los problemas de seguridad", según el embajador. Los dos agentes "viajaron para reunirse con el bando iraquí".

Qomi señaló que los agentes no deberían haber sido detenidos y ridiculizó las pruebas que afirma tener el ejército estadounidense y que probarían la implicación de los dos iraníes en un plan de ataque contra las fuerzas de Estados Unidos e Irak.

El diplomático también anunció que Teherán abrirá pronto un banco nacional en Bagdad. Un empleado bancario iraquí confirmó que Irán ha recibido la licencia para abrir el que será el primer banco "completamente subsidiario" de un país extranjero en Irak, según el rotativo.

Las fuerzas de Estados Unidos detuvieron este mes a cinco iraníes más en una operación en una oficina diplomática en la ciudad norteña de Arbil.

Washington acusó a Irán de ayudar, entrenar y financiar a los insurgente iraquíes, sobre todo a los musulmanes chiítas (hermanos de religión, ya que la rama chiíta del islam es mayoritaria en Irán).

El presidente estadounidense, George W. Bush, dijo el viernes que el ejército de Estados Unidos en Irak tiene autoridad para protegerse de los iraníes que intenten atacarles.

El portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, declaró a The New York Times que Washington cuenta con un importante conjunto de pruebas que vinculan a Irán con los ataques de radicales en Irak.

"Hay un alto grado de confianza en la información que ya tenemos, y constantemente recibimos más", señaló McCormack.

El informe, según McCormack, no se refiere a los comentarios de Qomi sobre los planes de aumentar los lazos económicos y de seguridad, sino a que Irán está ejerciendo "un papel negativo en muchos aspectos" en Irak.

Bagdad llama a Irán y Estados Unidos a dejar de competir por Irak

En Bagdad, el viceprimer ministro iraquí opinó el sábado que Irán y Estados Unidos usan a Irak como "zona de conflicto y competencia" y ponen en riesgo los esfuerzos por estabilizar al país, informó la AP.

Barham Saleh, un curdo que tiene lazos tanto con Teherán como con Washington, acusó a ambos países de pisotear la soberanía de Irak mientras cabildean para lograr una ventaja.

"La transición iraquí tiene el peso de muchos elementos de interferencia en nuestros asuntos domésticos", dijo Saleh a la AP.

El funcionario instó a Irán y a Estados Unidos a resolver sus diferencias, al menos en lo que respecta a Irak.

"El nuevo Irak espera estar en paz consigo mismo y en paz con sus vecinos", sentenció.

"Y eso definitivamente requiere la no interferencia en nuestros asuntos", añadió, declarando que Irán y Estados Unidos deberían ver el bienestar y la prosperidad de Irák como un "punto de acuerdo".

"Tengo que admitir que Irak se ha vuelto una zona de conflicto y competencia entre varias fuerzas regionales al igual que potencias internacionales", expresó Saleh. "Las tensiones están ahí e innegablemente existen repercusiones que complican la transición política y la seguridad iraquí", añadió.

"Estamos agradecidos con Estados Unidos por el esfuerzo para que nosotros derrocáramos la tiranía. Pero a final de cuentas nosotros somos responsables ante nuestra gente, nuestro electorado, quienes demandan de nosotros una mejor seguridad y mejores servicios", dijo.