Actualizado: 20/10/2021 13:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Medio Oriente

Javier Solana pide a la UE que no aísle a Hamás para lograr que cambie

El jefe de la Política Exterior europea también dijo al nuevo gobierno palestino que si decide un futuro sin violencia y reconoce a Israel, la UE sabrá responder adecuadamente.

Enviar Imprimir

Javier Solana, jefe de la Política Exterior de la Unión Europea (UE), manifestó en Bruselas que los 25 "no desean el fracaso" del nuevo gobierno palestino, informó el diario español El Mundo.

"Por principio, la UE no desea, ni debe desear, el fracaso del Gobierno de Hamás", dijo el alto funcionario, en una declaración contundente para pedir el "cambio" de un movimiento incluido en la lista comunitaria de organizaciones terroristas.

Desde la Eurocámara, "el corazón de la UE", el español se dirigió al nuevo Gobierno palestino: "Hamás no puede cambiar su pasado, pero sí puede y debe cambiar su futuro. Si decide que en ese futuro no tienen cabida ni el terror, ni la violencia, ni la negación del Estado de Israel, la UE sabrá responder adecuadamente, como siempre lo ha hecho". Si respeta esos principios, Hamás será considerada "una entidad política de pleno derecho".

Por su parte, Benita Ferrero-Waldner, comisaria de Relaciones Exteriores, destacó que, aunque Hamás no ha cumplido los criterios, ya muestra algún "inicio".

La política de aislamiento del recién elegido primer ministro israelí, Ehud Olmert, es "insostenible", según Solana. El diplomático español, además, insistió en que el Ejecutivo de Jerusalén tiene que restablecer las transferencias de los impuestos de Gaza y Cisjordania al Gobierno palestino. Su suspensión, tras la victoria de Hamás, ha agudizado la crisis de un Estado en quiebra, que anunció tener "las arcas vacías".

Solana explicó además que, como el nuevo Gobierno palestino "no es un interlocutor válido" mientras no reconozca los "requisitos mínimos" del proceso de paz, la UE sólo tratará con el presidente Abu Mazen para asegurar la ayuda al "pueblo palestino", porque es un "imperativo moral" y "la crisis humanitaria y la inestabilidad no benefician a nadie, tampoco a Israel".

Por otra parte, el ministro palestino de Finanzas, Omar Abdel Razeq, anunció que Arabia Saudí, los Emiratos Arabes Unidos y Kuwait se han comprometido a desembolsar algo más de 66 millones de euros para ayudar al Gobierno de Hamás a pagar los salarios de los funcionarios de la ANP correspondientes al mes de marzo.