Actualizado: 22/05/2019 9:03
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Negroponte, relaciones Venezuela-EE UU, petróleo

Jefe de la inteligencia de EE UU advierte que el crudo aumenta la importancia geopolítica de Venezuela

Bush urgió esta semana a encontrar alternativas para romper con lo que calificó de 'adicción' al petróleo.

Enviar Imprimir

Los altos precios de la energía en los mercados mundiales han aumentado la importancia geopolítica de países como Venezuela, Irán, Arabia Saudí y Rusia, dijo este jueves el jefe de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, John Negroponte, informó AP.

Hablando sobre "Amenazas a la seguridad energética global", Negroponte dijo que el presidente Hugo Chávez estaba tratando de "intensificar sus exportaciones de petróleo fuera de Estados Unidos", que cubre hasta un 15% de sus necesidades internas con hidrocarburos venezolanos.

Negroponte, supervisor de unas 15 agencias de inteligencia, incluidas la CIA y FBI, formuló sus comentarios ante el Selecto Comité de Inteligencia del Senado estadounidense, en su primera presentación de ese tipo desde que asumió el cargo el año pasado.

El senador Pat Roberts, presidente del Comité, hizo notar que Latinoamérica "continúa presentando una serie de desafíos (para Estados Unidos), incluyendo su actual tendencia hacia gobiernos antiestadounidenses, siendo el caso más notable Venezuela".

Negroponte dijo que el mercado global energético "continuará siendo crítico en el futuro inmediato".

Las economías en expansión están presionando la demanda energética, lo que combinado con "la inestabilidad en varias regiones productoras de petróleo" está "incrementando la importancia geopolítica de estados productores de energía", entre ellos Venezuela.

"El cambiante mercado global de petróleo y gas ha alentado (…) la populista 'petro-diplomacia' de Hugo Chávez", agregó.

"Los mayores ingresos por petróleo han permitido a Chávez embarcarse en un activismo de política exterior en América Latina (…) e intervención en los asuntos internos de sus vecinos, respaldando a ciertos candidatos a puestos electivos", dijo el alto funcionario estadounidense.

Negroponte, quien ha cumplido varias misiones diplomáticas en países de la región, afirmó que si Chávez es reelegido en diciembre puede esperarse que apele a "medidas que son técnicamente legales, pero que constriñen la democracia".

Añadió que "es de esperarse" además una profundización de sus relaciones con Fidel Castro. Chávez "también está buscando relaciones económicas, militares y diplomáticas más estrechas con Irán y Corea del Norte", dijo.

Según Negroponte, Caracas está usando los ingresos extras venezolanos para "proporcionar petróleo a tasas preferenciales a cambio de aliados, crear y usar nuevos medios de difusión para generar apoyo a sus propósitos bolivarianos e intervenir en los asuntos internos de sus vecinos".

Negroponte advirtió que las "fricciones de política exterior" derivadas de preocupaciones de seguridad energética continuarán en la medida en que países de gran demanda como China y la India continúen buscando acuerdos de desarrollo energético en el mundo.

Algunas de esas acciones pueden incrementar las inversiones y el abastecimiento, pero otras "pueden potenciar a países como Irán, Siria y Sudán, que representan importantes riesgos para la seguridad nacional de Estados Unidos o retos de política exterior", dijo.

La preocupación de Washington por el problema del suministro energético quedó en evidencia en una inusual declaración del presidente estadounidense, George W. Bush, el martes, en su discurso sobre el Estado de la Unión.

Al igual que Negroponte, el gobernante dijo que muchas veces el petróleo llega desde países "inestables", y urgió a encontrar alternativas y a romper con lo que describió como "adicción" al petróleo.

Bush afirmó que la dependencia a las importaciones de crudo es "un serio problema", informó la BBC.

"La mejor forma de romper esta adicción es a través de la tecnología", afirmó el presidente, quien además prometió pedir un aumento del 22% para financiar investigaciones sobre energía limpia, tanto nuclear como renovable.

Precisó que su objetivo es reducir en un 75% para el año 2025 la cantidad de petróleo que Estados Unidos importa del Medio Oriente.

Bush también señaló que hay que avanzar en la investigación que permita producir autos que no contaminen el ambiente y que funcionen con hidrógeno o etanol.