Actualizado: 21/08/2019 5:32
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Venezuela

La alianza oficialista gana unas elecciones parlamentarias con 75% de abstención

La coalición de Hugo Chávez obtuvo los 167 escaños de la nueva Asamblea Nacional.

Enviar Imprimir

Los partidarios del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, consiguieron el domingo más de un 89% de los votos en las elecciones a la Asamblea Nacional, en unos comicios marcados por la ausencia de cinco partidos opositores, a los que el gobierno acusó de intentar desestabilizar al país, informó Reuters.

Cuando estaba escrutado el 80% de los votos, el presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Jorge Rodríguez, lanzó un boletín preliminar, en el que reportó una participación de cerca del 25% de los votantes inscritos.

Según la AFP, la coalición de Chávez obtuvo los 167 escaños de la nueva Asamblea Nacional, mientras que su propio partido, el Movimiento Quinta República (MVR), ganó 114 escaños, tres más que la mayoría, de 111.

Esa mayoría de dos tercios es necesaria para aprobar leyes orgánicas, enmiendas a la Constitución de 1999 (que deben también ser sometidas a referendo) y designar a altos funcionarios.

El presidente de la Asamblea Nacional saliente, Nicolás Maduro (MVR), adelantó el lunes que en 2007 se realizará un referendo para reformar la Constitución de 1999 y que la reforma será preparada en 2006.

El secretario general de Acción Democrática (AD-socialdemócrata), el partido que lideró el movimiento abstencionista, Henry Ramos Allup, aseguró el domingo que el nuevo Parlamento es "legal" aunque "no es legítimo", pues "es un organismo donde no se encuentra representada toda la población venezolana".

En los comicios municipales de agosto pasado, donde participaron los partidos opositores, la abstención alcanzó 69,18%. En las elecciones generales de 2000 (presidenciales y legislativas) la abstención fue de 47%.

La Organización No Gubernamental Súmate, vinculada a la oposición y que afirma que aboga por unas elecciones justas y transparentes, en un comunicado denunció que en Venezuela se ha pasado "a un Parlamento monopartidista que no representa a amplios sectores de la población".

"Hoy nace una Asamblea Nacional herida en su legitimidad", dijo la organización, informó la AP.

La vicepresidenta de Súmate, Corina Machado, dijo a la cadena de noticias Unión Radio que los "resultados de estas elecciones evidencian a los venezolanos y al mundo, que en nuestro país a partir de hoy hay menos democracia".

Un ex candidato a la presidencia de Acción Democrática (1994) y ex alcalde de Caracas (1990-94), el opositor Claudio Fermín, contrario a la abstención, afirmó que "los resultados son transparentes", e indicó que "no es nuevo que antes de que se saque el ganador se cante fraude, pero ese fraude ha existido ahora cada día menos con las máquinas" automatizadas de votación.

Estimó que en Venezuela "no hay crisis política, que lo que hay es una crisis en la oposición".

El año próximo, Chávez disputará su reelección por seis años más —como lo autoriza la Constitución, por una única vez— en las elecciones presidenciales de diciembre, para las cuales la oposición queda en una muy difícil situación.

Maduro expresó su esperanza de que la oposición "defina su asunto y lance su contendiente, porque necesitan tener algún tipo de voz".

Los partidos tradicionales, Acción Democrática y el socialcristiano Copei —que desde que se instauró la democracia en 1958 lograron la presidencia siete veces y sumaban 29 de los 79 escaños que tenía la oposición en el Congreso— se retiraron faltando horas para la realización de los comicios, alegando irregularidades en el proceso.

Esta fue la primera vez en más de seis décadas que socialdemócratas y socialcristianos no tuvieron candidatos propios en una elección. También se retiraron los partidos Primero Justicia y Proyecto Venezuela.

Teodoro Petkoff, destacado crítico del gobierno y editor del diario Tal Cual, exhortó "al gobierno nacional para que reflexione sobre estos resultados".

"Es una cifra descomunal (la de la abstención), esta es una Asamblea elegida con la cuarta parte del país… (esto) implica un problema político. Es una Asamblea Nacional monocolor, una abstención tan elevada debe tener una explicación", dijo Petkoff a Unión Radio.

Acotó que esta cifra de abstención involucra a "una parte enorme del chavismo", y no descartó que la poca participación tenga relación con la "falta de sintonía" que el electorado ha tenido con las últimas propuestas del gobierno, entre ellas la cercanía de Chávez con Fidel Castro y su repetida consigna que enrumba a Venezuela hacia un "socialismo del Siglo XXI".

Pero antes que varias de las principales organizaciones políticas anunciaran su retiro de la contienda electoral, ya eran pocos los que esperaban que las elecciones de diputados pudiesen ayudar a los adversarios del presidente a aumentar su presencia en la legislatura. De acuerdo a un reciente sondeo, Chávez cuenta con un apoyo popular del 51,7%.