Actualizado: 25/10/2021 18:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Argentina

La derecha arrebata la alcaldía de la capital al candidato de Kirchner

La victoria del millonario empresario Mauricio Macri podría convertirlo en la principal figura opositora del país.

Enviar Imprimir

El líder de centroderecha argentino Mauricio Macri ganó cómodamente el balotaje por la alcaldía de Buenos Aires, según los primeros datos oficiales, con lo que logró darle un duro golpe al delfín del presidente Néstor Kirchner y lanzarse a la arena política nacional, informó Reuters.

Macri, que es además el presidente del club de fútbol más popular del país sudamericano, lograba mantener la amplia ventaja que había logrado en la primera vuelta y obtenía un 60,5 por ciento frente a un 39,5 por ciento de Daniel Filmus, con el conteo del 73 por ciento de las mesas.

El millonario empresario logró vencer al sólido aparato de propaganda oficial, que lo asoció a las políticas neoliberales que dominaron en Argentina la década pasada y son, según el gobierno, las culpables de la feroz crisis económica que sufrió el país en 2002.

"Gracias a todos aquéllos que apostaron a la esperanza y no al miedo", dijo Macri en su sede de campaña tras conocerse los primeros datos, y antes de lanzar un ruidoso festejo saltando y bailando con sus asistentes en un bar de la barriada de la Boca.

Filmus había aceptado minutos antes su derrota. "Estamos contentos con el 40 por ciento que hemos obtenido", dijo en su sede de campaña.

"Saludamos a quienes han triunfado en estas elecciones, no cambiamos nuestras convicciones. Planteamos que desde el lugar que nos toque ocupar seguiremos trabajando para que la ciudad de Buenos Aires sea la ciudad que todos soñamos", agregó Filmus, quien es el ministro de Educación de Kirchner.

En la primera vuelta, el 3 de junio, Macri aventajó por 22 puntos porcentuales a Filmus, quien pasó las tres semanas de campaña desde entonces apelando a la posibilidad de que la situación se revirtiera y él ganara finalmente la votación.

La victoria de Macri, que dudó hasta último momento en postularse a las presidenciales de octubre, podría alterar el chato escenario político local dominado por el gobierno, dado que el empresario de 48 años podría convertirse en la principal figura opositora en Argentina.

Cerca de terminar su mandato, Kirchner mantiene una alta imagen positiva gracias a una sorprendente recuperación económica, y todos los analistas esperan que el gobierno —sea el candidato el propio Kirchner o su esposa Cristina Fernández— gane cómodamente la elección presidencial de octubre.

Entonces, Macri debería apuntar a mediano plazo: las elecciones presidenciales de 2011, y para ese objetivo debe lograr que su fuerza —de pequeña estructura— se transforme en un movimiento federal.

"Definitivamente llegó la hora de hablar menos y hacer más", dijo Macri al cerrar su discurso.