Actualizado: 16/08/2019 16:52
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Venezuela

Tres partidos opositores se retiran de las elecciones legislativas

Alegan 'irregularidades' en el sistema automatizado de votación y desconfianza en el Consejo Nacional Electoral.

Enviar Imprimir

Tres partidos opositores venezolanos, incluido el más importante, Acción Democrática (AD, socialdemócrata), anunciaron el retiro de sus candidatos de las elecciones legislativas del próximo domingo, alegando irregularidades en el sistema automatizado de votación, informó la AFP.

"En estas condiciones no podemos participar en el proceso electoral (…) la propuesta nuestra es que se debe suspender el proceso", dijo Henry Ramos Allup, secretario general de AD, que actualmente cuenta con 23 de 165 diputados en la Asamblea Nacional.

Los otros dos partidos que retiraron sus candidatos son el democristiano COPEI (que actualmente tiene 6 diputados) y el conservador Proyecto Venezuela (7 diputados).

"¿Cuál fraude? Acepten la verdad, no tienen pueblo", declaró el presidente Hugo Chávez. Estos partidos "siguen el juego al imperialismo" que quiere "alterar la buena marcha" de Venezuela, afirmó.

"Esos partidos hicieron aquí lo que les vino en gana, saquearon al país, lo entregaron al imperialismo, hundieron a Venezuela en el más espantoso de los abismos", dijo Chávez refiriéndose a AD y COPEI, que dominaron durante medio siglo la política venezolana.

Este miércoles, el canciller Alí Rodríguez acusó a los tres partidos opositores de fraguar un "golpe abstencionista" y un paro "electoral".

"Así como ayer hubo un golpe de Estado en abril (de 2002), un paro petrolero (entre 2002 y 2003), ahora se intenta dar un golpe abstencionista y un paro electoral", dijo el canciller en una rueda de prensa en Caracas.

Rodríguez aseguró que con el retiro electoral de sus candidatos el martes, la oposición intenta socavar el poder de Chávez y facilitar la intervención en Venezuela con el "apoyo de fuerzas extranjeras".

"Buscan deslegitimar el árbitro electoral y detrás del árbitro se busca deslegitimar la democracia venezolana, con el propósito de patear la mesa para buscar cualquiera de las panoplias de intervención", dijo Rodríguez.

Otros partidos, como el centroizquierdista Movimiento Al Socialismo (MAS, con 11 diputados), el emergente Primero Justicia (PJ centro-derecha, 5 diputados) y el regional Nuevo Tiempo del Zulia (4 diputados), afirmaron que participarán en las elecciones.

El retiro de los candidatos obedeció a las "irregularidades" captadas en el sistema automatizado de votación, a la falta de acceso al Registro Electoral Permanente (REP) y a la "profunda" desconfianza hacia el Consejo Nacional Electoral (CNE), 4 de cuyos 5 miembros son oficialistas, explicó Ramos Allup.

"Al no haber confianza en el árbitro (…) no hay condición fundamental para el 4 de diciembre. Por eso solicitamos que se difiera el acto de votación (…) y podamos hacer elecciones parlamentarias en el primer trimestre de 2006 en condiciones favorables", dijo el secretario general democristiano César Pérez.

Mientras, el secretario general del MAS, Leopoldo Puchi, consideró como un "error político" la abstención y estimó que "se desvanecen las posibilidades de competitividad" de la oposición.

El vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, también minimizó la retirada de los partidos tradicionales. "Se van porque no tienen votos y ningún anclaje en el pueblo. Los que tienen votos participan en las elecciones", dijo.

"¡Que se vayan al carajo! ¡El pueblo no los quiere!", gritó el vicepresidente en una marcha en el estado Guárico (centro). El retiro de los candidatos corresponde a una "conspiración de la oligarquía monitoreada por el 'imperio'", afirmó.

Por su parte, el ministro del Interior, Jesse Chacón, dijo que los partidos opositores se aplicaron "la eutanasia".

El presidente de Copei, Eduardo Fernández, que discrepa con la decisión de su partido, consideró que el retiro de los candidatos se basó fundamentalmente en una "opinión abstencionista" propagada por los medios de comunicación.

"Creo que la mayor presión viene de la opinión generalizada a través de los medios de comunicación social, que han influido de una manera muy notable para que prevalezca el sentimiento abstencionista", sostuvo Fernández.

La decisión de los tres partidos opositores de no participar surgió tras una auditoría realizada la semana pasada que —según la oposición— detectó que en el sistema automatizado podía ser vulnerado el secreto de voto.

El CNE decidió el lunes suspender la utilización de máquinas "capta-huellas digitales", lo que satisfizo a Primero Justicia. Pero esto no le bastó a socialdemócratas y democristianos, que aseguran haber detectado irregularidades en el software de esas máquinas.

Tras el referéndum de 2004 sobre el mandato del presidente, que Chávez ganó, un diputado oficialista publicó en Internet una lista de los opositores que suscribieron la convocatoria, y algunos funcionarios públicos firmantes fueron despedidos de puestos del Estado.