Actualizado: 05/04/2020 0:00
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Ecuador

Varios movimientos de izquierda retiran su respaldo a Correa para el control de la Constituyente

Las organizaciones afirman que el presidente es 'intolerante', 'autoritario' y busca una 'concentración de poderes'.

Enviar Imprimir

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, perdió el respaldo de varios movimientos de izquierda para controlar la futura Asamblea Constituyente en Ecuador, informó la AFP.

Las organizaciones Polo Democrático, Participación Ciudadana, Poder Ciudadano y RED Ética y Democracia se apartaron del acuerdo que promueve el gobierno para dominar la Asamblea, acusando a Correa de "autoritario y de supuesta concentración de poderes", según dirigentes consultados el domingo por el canal Ecuavisa.

"El problema es que hay un proceso que podría ir caminando en una perspectiva autoritaria y por eso hay que defender a la Asamblea como una instancia plural", señaló César Montufar, líder de Participación Ciudadana, al justificar su distanciamiento.

El dirigente también reprobó "la intolerancia" de Correa, añadiendo que "hay una concentración de poderes (por parte del Ejecutivo) que debe ser detenida y combatida democráticamente".

Las fuerzas de izquierda cuestionaron en varios frentes al presidente y coincidieron en describir su estilo "como arrasador, intolerante, y autoritario".

"No queremos transformación a cualquier costo arrasando con todo el mundo, a la prensa, a quien se ponga por delante. Queremos una transformación en democracia, en pluralismo, en tolerancia y con eficiencia", indicó el ex ministro Diego Borja, dirigente de Poder Ciudadano.

Asimismo, el ex vicepresidente León Roldós, de RED, censuró la "violencia del presidente", y denunció que bajo su gobierno "sigue la práctica de la corrupción".

"Se han ido agregando circunstancias en las que no coincido y me asustan", agregó Roldós, quien perdió las elecciones con el mandatario y se ha convertido en uno de los más severos críticos del Ejecutivo en el manejo de la deuda externa.

Eduardo Delgado, del Polo Democrático, manifestó que "el gobierno tiene muchos verbos de izquierda y muchas acciones neoliberales, sobre todo en el manejo de la política petrolera", porque "el control de ese recurso sigue en manos de la vieja guardia".

En marzo, Correa alcanzó un acuerdo con los movimientos Alianza Democrática, Nuevo País y Alianza País —este último plataforma de su elección el 26 de noviembre—, para presentar una lista única para la elección de los asambleístas el 30 de septiembre.

Correa enfrenta críticas por sus ataques al sector de la prensa. El mandatario enjuició por injurias al presidente del diario La Hora, Francisco Vivanco, a raíz de un editorial en el que éste lo acusó de gobernar con "tumultos, palos y piedras".

Asimismo, el gobierno fue cuestionado por una grabación ilegal que realizó el ministro de Economía, Ricardo Patiño, quien filmó una charla con agentes financieros que le proponían "poner nervioso al mercado" para favorecer la venta de unos seguros de los bonos Global 2030.

La oposición acusó a Patiño de favorecer a banqueros venezolanos a través de una supuesta especulación, mientras la Fiscalía empezó a indagar y el Congreso aún debate un posible juicio político.