Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 19/05/2022 12:58

chinche harinosa rosada, agricultura-plaga

Autoridades sanitarias intentan evitar la entrada a la Isla de una plaga que afecta a cultivos

La plaga afecta actualmente a Islas Caimán y podría causar graves daños a plantaciones de hortalizas y frutas.

AFP/ La Habana. Autoridades sanitarias cubanas intensifican medidas de seguridad para evitar la entrada al país desde Islas Caimán de una plaga de chinche harinosa rosada, muy nociva para los cultivos, informó este domingo un experto local.

"Los fitosanitarios extreman las medidas de cuarentena en todos los puntos de frontera, ya que las principales vías de diseminación son el traslado de frutas frescas, vegetales y plantas desde países atacados por la chinche", señaló el jefe del puesto de mando de la Dirección de Sanidad Vegetal de La Habana, Antonio Fernández.

El experto, citado por el semanario Tribuna de La Habana, agregó que la presencia del insecto "en Gran Caimán, una de las Antillas (británicas) más próximas a Cuba, dicta la necesidad de alertar a la población sobre detalles que permitan la detección temprana de esta plaga".

Fernández subrayó que la chinche harinosa rosada (Maconellicoccus hirsitus) ataca principalmente a cultivos de hortalizas, frutas y plantas ornamentales, y demandó la cooperación de la población para "evitar importantes pérdidas a la economía".

Plagas como la roya de la caña (ocurrida en 1978), el moho azul del tabaco (1979), la sigatoka negra del plátano (1990), o el insecto Trhips palmi (1996), que ataca a varios cultivos, provocaron millonarias pérdidas esos años a la economía cubana.

© cubaencuentro

Subir