Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 01/03/2024 13:40

Rusia, Ucrania, Cubanos

Detectan red de reclutamiento de cubanos para combatir a favor de Rusia en Ucrania

El gobierno cubano dijo que ciudadanos que viven en Rusia e “incluso algunos en Cuba” han sido víctimas de la trata de personas

Cuba descubrió una red de trata de personas que recluta a ciudadanos cubanos, tanto viviendo en Rusia como en Cuba, para luchar por Rusia en su guerra en Ucrania, dijo el lunes el Ministerio de Relaciones Exteriores cubano. informa CNN.

“El Ministerio del Interior detectó y trabaja en la neutralización y desarticulación de una red de tráfico de personas que opera desde Rusia para incorporar a ciudadanos cubanos allí radicados, e incluso algunos procedentes de Cuba, a las fuerzas militares que participan en operaciones bélicas en Ucrania”, dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado.

El comunicado del ministerio proporcionó pocos detalles, pero dijo que se han iniciado procesos penales contra los involucrados.

“Cuba tiene una firme y clara posición histórica en contra del mercenarismo y desempeña un papel activo en las Naciones Unidas en repudio de esa práctica, siendo autor de varias de las iniciativas que se aprueban en ese foro”, dice el texto.

Y concluye: “Cuba no forma parte del conflicto bélico en Ucrania. Está actuando y actuará de manera enérgica contra quien, desde el territorio nacional, participe en cualquier forma de trata de personas con fines de reclutamiento o mercenarismo para que ciudadanos cubanos hagan uso de las armas contra cualquier país”, señala el comunicado.

El gobierno cubano dijo que ciudadanos que viven en Rusia e “incluso algunos en Cuba” han sido víctimas de la trata de personas.

No se informó de ninguna detención de personas supuestamente implicadas en la operación de tráfico. En septiembre, aparecieron en las redes sociales informes de cubanos que decían estar sirviendo en las fuerzas armadas rusas, pero que habían sido engañados para unirse al esfuerzo bélico y maltratados cuando se negaron a luchar. CNN no pudo verificar de forma independiente esas acusaciones, y no está claro cuántos cubanos pueden estar luchando por Rusia.

El informe se produce en medio de los esfuerzos de Rusia para reforzar sus fuerzas en Ucrania, que han sufrido grandes pérdidas en el campo de batalla, y con el futuro del grupo mercenario Wagner en duda.

Moscú anunció a principios de año un plan para aumentar los efectivos de las fuerzas armadas rusas en un 30 %, hasta alcanzar los 1,5 millones de soldados. En julio, la Duma estatal rusa votó a favor de ampliar la edad de reclutamiento militar para incluir a ciudadanos de 18 a 30 años, frente a los 27 años actuales.

Durante gran parte del conflicto, el ejército oficial ruso se ha visto reforzado por mercenarios contratados por Wagner. Pero tras la muerte del jefe del grupo, Yevgeny Prigozhin, que dirigió a sus tropas en un motín efímero contra Moscú en junio, no está claro si Rusia recurrirá a las fuerzas de Wagner para librar su guerra en Ucrania.

El gobierno ruso no ha dado ninguna respuesta inmediata a las acusaciones.

La Habana ha defendido anteriormente a Moscú, su antiguo aliado de la Guerra Fría, durante su guerra contra Ucrania. Cuba fue un importante aliado de la Unión Soviética durante la Guerra Fría, y las relaciones entre La Habana y Moscú se han mantenido cordiales desde que Rusia lanzó su invasión a gran escala de Ucrania.

En una inusual entrevista en mayo, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, dijo a la cadena estatal rusa RT que Cuba condenaba “la expansión de la OTAN hacia las fronteras de Rusia”, haciéndose eco de un tema de conversación utilizado por el Kremlin para justificar su brutal invasión.

Díaz-Canel también criticó las sanciones económicas de Estados Unidos a Rusia, al tiempo que anunció los “proyectos de cooperación y colaboración” rusos que se están desarrollando en Cuba. Mientras Cuba lidia con su peor crisis económica en décadas, Rusia ha suministrado a la isla gobernada por los comunistas alimentos muy necesarios y cargamentos de crudo. Desde que comenzó la guerra, ambos países han firmado una serie de acuerdos que prometen un aumento de la inversión extranjera rusa en Cuba.

Díaz-Canel visitó Moscú en noviembre del año pasado para asistir a la inauguración de una estatua del exlíder cubano Fidel Castro. El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergey Lavrov, y el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, también viajaron a Cuba por separado este año y elogiaron las relaciones entre ambos países.

Precedentes históricos

Existen precedentes históricos de cubanos que han luchado al lado y en nombre de Rusia.

En varios conflictos en África durante la Guerra Fría, “el trato consistía en que los cubanos suministraban los soldados y los soviéticos las armas”, declaró a CNN Sergei Radchenko, historiador y profesor de la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de Johns Hopkins School.

Miles de combatientes cubanos intervinieron en apoyo de las fuerzas comunistas en Angola en 1975, así como en Etiopía en 1977, junto a tropas soviéticas y utilizando equipamiento soviético.

“Tener mercenarios cubanos, se les puede llamar mercenarios, o en aquella época eran combatientes revolucionarios, es un precedente de larga data en lo que respecta a Cuba y a la relación cubano-rusa”, dijo Radchenko. En Cuba, esas intervenciones militares, a menudo luchando contra mercenarios entrenados en Sudáfrica, se celebran por haber desempeñado un papel crucial en el fin del apartheid en Sudáfrica.

Sin embargo, según Radchenko, la declaración emitida por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Cuba “suena a algo muy diferente”, debido a la sugerencia de coacción.

Christopher Sabatini, investigador principal para América Latina en Chatham House, dijo que no le sorprendía que Rusia buscara mercenarios cubanos para librar su guerra.

“Este es el típico modus operandi ruso de conseguir mercenarios para que luchen por ellos, particularmente en Estados desesperados”, dijo Sabatini a CNN, agregando que Cuba “está al borde de un desastre humanitario”.

Lo que fue sorprendente, dijo, fue la reacción del gobierno cubano, lo que sugiere que Rusia “tocó una fibra sensible”.

“El gobierno cubano es ferozmente leal a sus aliados”, dijo Sabatini. “El hecho de que lo hayan denunciado indica que se sienten humillados y explotados por un aliado que se aprovecha de sus ciudadanos en un momento de desesperada necesidad”.

Rusia ha ofrecido a los combatientes extranjeros más de $2.000 al mes por luchar en Ucrania, una fortuna en Cuba, donde los médicos no ganan esa cantidad en todo un año. Al parecer, Rusia también ha ofrecido la ciudadanía a los extranjeros dispuestos a tomar las armas.

“Es particularmente insultante, además, porque la forma en que está recompensando a estos mercenarios es dándoles la oportunidad de huir de su país”, dijo Sabatini. “Eso duele”.

En mayo, el periódico regional ruso Ryazan Vedomosti informó que inmigrantes cubanos residentes en Rusia se habían alistado en el Ejército ruso.

“Varios ciudadanos de la República de Cuba fueron a servir en el ejército ruso. Según ellos, los cubanos quieren ayudar a nuestro país a realizar tareas en la zona de una operación militar especial, y a algunos de ellos les gustaría convertirse en ciudadanos de Rusia en el futuro”, decía el artículo.

© cubaencuentro

Subir