Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 18/01/2022 16:22

Cuentapropistas, Economía

El Gobierno otorgó más de 113.000 licencias para trabajo privado en cuatro meses

Un 20% de las licencias concedidas han sido para la “elaboración y venta de alimentos”, desde la oferta a domicilio hasta la apertura de restaurantes

El Gobierno otorgó hasta enero pasado más de 113.000 licencias para ejercer el trabajo privado en la Isla, después de que esa modalidad se ampliara en octubre como parte del plan de reformas económicas de Raúl Castro.

Según informa este viernes el diario oficialista Juventud Rebelde, hasta el pasado 31 de enero 113.618 personas fueron autorizados a realizar el trabajo por cuenta propia, y se espera que la opción no estatal siga su tendencia al incremento.

“A raíz de las nuevas medidas implementadas desde finales del pasado año existían 157.371 trabajadores por cuenta propia en el país, por lo cual en breve esa cifra será duplicada”, resaltó el rotativo.

De acuerdo con los datos, el 68% de los nuevos trabajadores del sector privado no tenía antes un empleo legal, mientras que la gastronomía sigue siendo la actividad con más demanda.

Un 20% de las licencias concedidas han sido para la “elaboración y venta de alimentos”, desde la oferta a domicilio hasta la apertura de restaurantes.

La otra opción más solicitada es la contratación de trabajadores, con un 15%, seguida de los permisos para transportar pasajeros y cargas, con un 6%.

Entre las licencias más requeridas también resaltan las de productores y vendedores de artículos para el hogar, arrendadores de vivienda, albañiles, carpinteros y zapateros.

Desde que en octubre pasado entraron en vigor las nuevas disposiciones para ampliar el empleo privado, el 32% de los permisos otorgados se ha concentrado en La Habana.

La ampliación y flexibilización del trabajo autónomo se ha planteado como una de las alternativas laborales a los despidos masivos en las plantillas estatales “infladas”, otra de las medidas de calado del plan de ajustes de Castro.

El llamado “reajuste laboral” en las plantillas estatales prevé la eliminación de 500.000 empleos públicos desde 2011 y debió comenzar a aplicarse en enero, pero el Gobierno ha admitido que existe un “retraso” en el proceso.

Raúl Castro afirmó esta semana en una reunión del Consejo de Ministros que la eliminación de las abultadas plantillas estatales es una medida que no puede enmarcarse en “plazos inflexibles”.

Castro reconoció que el inicio de ese proceso se ha retrasado, insistió en que el Estado “no dejará a nadie desamparado”, y destacó que las reformas económicas tardarán al menos cinco años en ponerse en marcha.

El plan de reformas planteado para superar la grave crisis económica, ya endémica en la Isla, será ratificado en abril por el VI Congreso del gobernante y único Partido Comunista, el primero que se celebrará desde 1997.

© cubaencuentro

Subir