Ir al menú | Ir al contenido



Economía, Cuentapropistas

El Gobierno revisará su política de créditos para atraer al sector privado

Las autoridades bancarias consideran “discreta” la cifra de créditos solicitados por los trabajadores autónomos y por tanto “se revisan los requisitos exigidos por las instituciones bancarias a este sector de la economía”

El Banco Central de Cuba (BCC) revisa los requisitos de su nueva política crediticia para los trabajadores del sector privado, después de que en los primeros meses de su implementación las solicitudes de ese grupo hayan sido más “discretas” que lo esperado, informa Efe.

La agencia cita un reporte difundifo ayer por la televisión estatal según el cual en el primer semestre del año la mayoría de los créditos otorgados por el BCC —más de 49.900 a particulares por un monto total de 347 millones de pesos (unos 14 millones de dólares)—, fueron concedidos para operaciones relacionadas con la construcción y reparación de viviendas.

El noticiario, señala Efe, resaltó que solo unas 7.000 solicitudes correspondieron a agricultores privados y de ellas apenas unas 79 buscaban préstamos para comprar implementos destinados a la labor agrícola, un sector que el Gobierno intenta reanimar para aumentar la producción de alimentos.

El informativo también apuntó que que las autoridades bancarias consideran “discreta” la cifra de créditos solicitados por los trabajadores autónomos y que por tanto “se revisan los requisitos exigidos por las instituciones bancarias a este sector de la economía”.

La nueva política crediticia entró en vigor en diciembre pasado y permite la financiación bancaria al sector no estatal con el objetivo de dinamizar el trabajo autónomo, la producción agropecuaria y la rehabilitación de viviendas, recuerda Efe.

Según los últimos datos oficiales, más de 390.000 cubanos cuentan con licencia para ejercer alguna de las 180 modalidades autorizadas del empleo autónomo.

Las aspiraciones del régimen cubano es que en el presente año la cifra de autónomos llegue a los 600.000, y que las formas no estatales de empleo aporten a medio plazo el 40 % del Producto Interno Bruto del país, aunque, han señalado, la empresa estatal seguirá siendo la “forma principal” de la economía del país

© cubaencuentro

Subir