Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 18/01/2022 16:22

Política, Congreso del PCC

“El PCC debe democratizarse y abrirse al resto de la sociedad”, piden intelectuales

La revista Espacio Laical ha convocado a un grupo de analistas en Cuba para que ofrezcan sus criterios sobre el próximo cónclave del PCC

Seis intelectuales y artistas cubanos advierten en un foro convocado por la revista católica Espacio Laical que la próxima Conferencia del Partido Comunista (PCC) es la última oportunidad de la dirigencia histórica en la Isla para democratizar la sociedad cubana, reportó la AFP.

Este cónclave del PCC, convocado para el 28 de enero, es “la última oportunidad” de la generación histórica “de acometer reformas profundas y duraderas”, opinó Lenier González, coeditor de Espacio Laical, publicación del arzobispado de La Habana.

Para González, “el redimensionamiento y democratización interna del PCC —con el consecuente ensanchamiento de la participación ciudadana— es el gran tema pendiente de la agenda del presidente Raúl Castro. Y en ello podría radicar el éxito de su mandato”.

Con vistas a la Conferencia, el PCC publicó un documento base de 96 puntos que fue recibido fríamente por la sociedad, toda vez que, según los participantes en este foro, margina los problemas urgentes de la sociedad cubana, agobiada por dos décadas de crisis económica tras el fin de la ayuda soviética.

El documento resulta “viejo”, según el poeta y ensayista Víctor Fowler, mientras que para González, “parece sacado del pasado, con un leguaje francamente conservador, exponente de un dogmatismo que, a ratos, asusta”.

Sometido al estudio de los 800.000 militantes del partido en 65.000 reuniones, según información oficial, 78 de las 96 propuestas iniciales fueron modificadas y otras cinco agregadas. Pero los cambios sólo se sabrán después de la Conferencia.

Para el periodista Alexis Pestano, la primera tarea del PCC es “retomar” el papel rector, opacado durante décadas por el estilo de gobierno “personalista y caudillista” de Fidel Castro, alejado del poder por enfermedad en 2006, “que violentaba los mecanismos propios de la burocracia partidista”.

La segunda tarea, y en ello coinciden otros participantes en el foro, es el que el PCC debe democratizarse internamente y abrirse al resto de la sociedad, dando participación popular en la decisión del rumbo a seguir y la forma de hacerlo.

“Si el Partido Único ha de seguir existiendo por un tiempo, deberá ser sobre la base de su democratización interna, abrirse al debate de posiciones y construcciones e ideas, a la legitimización de las corrientes de opinión en su interior y a una participación masiva abierta”, opinó el investigador social Ovidio D'Angelo.

Orlando Márquez, director de la revista católica Palabra Nueva, recordó que el dilema de los antiguos partidos comunistas en el poder, desaparecidos en Europa del Este, “fue su incapacidad de adaptar o acomodar las decisiones políticas a las necesidades económicas”.

“Creo que las reformas económicas en Cuba, o la actualización del modelo, avanzarán hasta un punto y se detendrán hasta tanto no se resuelva esta cuestión política. Quizás sea esto lo que ocurre en la actualidad”, dijo Márquez en referencia a la lentitud que algunos critican en la aplicación de las reformas.

Según González, existen “aspiraciones nacionalistas profundas” sobre las cuales el PCC puede lograr un consenso con el resto de la sociedad, a saber: “la defensa de la justicia social y la soberanía nacional, la preservación del orden interno y la democratización de la vida pública”.

Pese a sus críticas, los participantes en el foro esperan que la Conferencia signifique un avance, pues de lo contrario las consecuencias políticas en la sociedad serán “serias”.

“Con independencia de los alcances inmediatos que pueda tener, con independencia de los ritmos que genere, la Conferencia es otro paso a un punto de no retorno con prácticas económicas, políticas, sociales y sus resultados culturales, que mostraron su caducidad histórica”, resumió el educador popular Ariel Dacal.

© cubaencuentro

Subir