Ir al menú | Ir al contenido



Agricultura

La cosecha de papa en 2012, “una de las peores de los últimos tiempos”

La campaña nacional del tubérculo concluyó con 11.000 toneladas menos de lo previsto en el plan oficial. Además del déficit en su producción, se habla de pérdidas que “se acercaron a los dos millones de dólares”

La cosecha de papa de 2012, que era muy esperada como abundante por los cubanos, fue en contraste “una de las peores de los últimos tiempos”, según exhibió ayer un balance gubernamental que fue presentado en la capital de la Isla, informa la agencia Xinhua.

Según el reporte y de acuerdo con el análisis del Ministerio de la Agricultura (Minag), la campaña nacional del tubérculo concluyó con 11.000 toneladas menos de lo previsto en el plan oficial, pese a las medidas del Gobierno de Raúl Castro para impulsar al sector agrario, vital para el país.

Además del déficit en la producción, el reporte menciona pérdidas que “se acercaron a los dos millones de dólares”.

Sin mencionar la cifra esperada para el año, ni la cantidad recolectada, el ministro de la Agricultura, Gustavo Rodríguez, dijo que no se entiende “que unos productores rebasen las 27 toneladas por hectárea y otros siquiera lleguen a las 15, con apenas una guardarraya (surco) de por medio”.

Esta situación representa un problema para la alimentación del cubano, que tiene en este producto un importante complemento alimentario, y muchas veces sustituto del arroz, un cereal de asignación limitada en la canasta básica subvencionada por el Estado, señala la agencia.

De la reunión de análisis de la cosecha trascendió que a las condiciones calurosas de los meses de febrero y marzo se sumaron “fallas en la preparación y desarrollo de la campaña (de cultivo), en la que el país desembolsa más de 36 millones de dólares” anuales en la importación de semillas y otros suministros.

En Cuba, la producción de otros muchos vegetales es opción del campesinado, pero el cultivo y la venta de papas corresponde del todo al Estado, que oferta la libra (454 gramos) del tubérculo a un peso cubano, Moneda Nacional (cinco centavos de dólar), pero desde hace años la oferta no logra cubrir a la demanda.

A ese problema se suma el de los “acaparadores”, que compran grandes cantidades de este tubérculo a precio estatal, y luego la revenden a seis pesos la libra e incluso más cara, porque saben que en la mesa del cubano, la papa es un plato de fuerte demanda y está presente en muchas recetas culinarias propias del país.

Cuba importa el 80 % de los alimentos que consume con un costo cercano a los 1.700 millones de dólares anuales, lo que representa un fuerte desembolso que afecta a sus finanzas.

Es por ello que el gobierno cubano considera como “estratégica” la producción de alimentos, por lo que ha impulsado algunas reformas para fortalecer la agricultura, como la entrega de tierras estatales ociosas en usufructo y créditos blandos a productores.

De acuerdo al reporte, en el primer trimestre de 2012 la producción agrícola del país creció 9,8 % con respecto al mismo período de 2011, con alzas en alimentos básicos como arroz (43 %) y frijol (20 %), pero con descensos del 11,6 % en las de leche y carne, de acuerdo con datos oficiales, que ahora reportan también la afectación en la cosecha de papa.

© cubaencuentro

Subir