Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 23/10/2019 9:47

relaciones Cuba-Venezuela

Los subsidios petroleros de Venezuela a Cuba posiblemente superan los 4.000 millones de dólares

Caracas está asumiendo el papel que una vez desempeñó Moscú de apuntalar la economía cubana, dijo un experto de la Universidad de Miami.

Venezuela mantiene a flote la alicaída economía cubana con subsidios petroleros que posiblemente rebasarán los 4.000 millones de dólares este año, según un informe de la Universidad de Miami (UM), informó EFE.

La cifra representa el valor de lo que hubiera percibido la estatal Petróleos de Venezuela S. A. (PDVSA) de haber vendido los barriles que suministra a la Isla en el mercado internacional y en especial en Estados Unidos.

"Esto refleja claramente la gran dependencia que tiene Cuba del actual régimen de Venezuela y a la vez el compromiso de (el presidente) Hugo Chávez de apoyar al gobierno cubano", destacó la investigación, realizada por el Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (IICAS) de la UM.

Los subsidios petroleros superaron los 3.000 millones de dólares el año pasado y se calcula que Venezuela exportó a La Habana "94.103 barriles de petróleo diarios, de los que 40.889 fueron productos refinados y 53.214 petróleo crudo".

"Asumiendo que Cuba consuma el mismo volumen en 2007, hemos calculado con los nuevos precios petroleros hasta la fecha que la cifra sería de 4.000 millones de dólares", dijo a EFE Jorge Piñón, autor del informe y experto en temas energéticos.

"Es decir, si los precios del petróleo continúan en alza, (esta semana) llegaron al récord de 77 a 78 dólares por barril, la cifra de 3.000 millones de dólares del 2006 pasaría a 4.000 millones de dólares", precisó.

En este contexto, Venezuela está asumiendo el papel que una vez desempeñó la antigua Unión Soviética de apuntalar la economía cubana, pero esta función puede convertirse en un bumerán para la Isla, como sucedió en 1991.

"Castro reconoce que el talón de Aquiles de la economía cubana es Venezuela, que están una vez más dependiendo ciento por ciento del suministro energético de un país que está en riesgo de que algún día su régimen colapse o desaparezca, como sucedió con la antigua Unión Soviética", dijo Piñón.

Para evitar que la economía de la Isla colapse de nuevo, Castro está buscando una "póliza de seguro contra el crudo venezolano" con la explotación de petróleo en las costas cubanas.

Lo que salvaría a Cuba, afirmó, es que si la petrolera hispano-argentina Repsol YPF perfora el segundo pozo al norte de La Habana, en 2008, encuentre las reservas que supuestamente existen.

Por eso es tan importante la inversión de la estatal PDVSA en la reconstrucción de una refinería en Cuba, que le permitiría a La Habana refinar cualquier crudo que encuentren, agregó.

En cuanto a cómo se beneficia Chávez con los 3.000 millones de dólares que "regaló" a Cuba (en los subsidios petroleros de 2006), Piñón dijo que es una forma de legitimar su posición en América Latina y en el mundo como el heredero de Castro.

"Él no está recibiendo nada de valor a cambio, sólo una forma de aceptación de que está con Castro, de decir 'es mi hermano, mi papá, yo voy a ser el futuro Fidel Castro'", enfatizó.

En el informe del IICAS se indica que "si son precisos los reportes que indican que Cuba no está pagando con dinero las importaciones del petróleo y productos refinados, eso representa una sustancial pérdida de ingresos para la economía de Venezuela y sus ciudadanos".

Pedro Mantellini, ex asesor de planificación de PDVSA, afirmó a EFE que además de esas entregas de petróleo, el gobierno cubano está manejando a través de Petrocaribe la distribución de productos y revendiéndolos a los integrantes de esa organización.

"Eso es otro ingreso adicional para Cuba, sin contar que La Habana ha enviado más de 40.000 personas a Caracas, entre médicos, instructores deportivos, educadores y asesores políticos", y "Venezuela paga unos 70.000 a 80.000 dólares anuales por cada uno", añadió.

"Eso es una mala administración por parte de Chávez, una locura, un robo a PDVSA que está generando pérdidas. En vez de producir cuatro millones de barriles diarios, son sólo menos de dos millones de barriles diarios y las refinerías no están a su capacidad total", dijo.

Mantellini opinó que las exportaciones petroleras a la Isla no benefician ni a los cubanos de a pie, ni a los venezolanos.

© cubaencuentro

Subir