Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 22/01/2022 2:37

Cuentapropistas, Inversiones

Prevén en Cuba un aumento controlado de las inversiones, para servir a los objetivos del Gobierno

Directivo de la ANEC afirma que, antes de hablar de surgimiento de un “empresario privado” en la Isla, prefiere referirse a “productores y cuentapropistas”

El vicepresidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), Hugo Pons, declaró este jueves a ANSA que, como parte del proceso de cambios que está teniendo lugar en la economía de la Isla, se prevé un aumento de las inversiones extranjeras, aunque será un proceso controlado para servir a los objetivos del Gobierno.

“Se visualizan aumentos de las inversiones extranjeras” en Cuba, indicó. “Ello ocurriría por decisión de las autoridades y como consecuencia de los cambios”, indicó el experto.

Pons añadió que “van a ser más necesarias” esas inversiones “aunque siempre en correspondencia con los objetivos del país. No será una práctica de captar inversiones por captarlas”, dijo a ANSA.

El directivo considera además que la ampliación de las actividades por cuenta propia en la Isla está contribuyendo a incrementar el nivel de vida de la población.

El vicepresidente de la ANEC estima que el surgimiento de un marco regulatorio jurídico para la nueva forma de gestión —entre cuentapropistas, cooperativistas y el Estado— constituye el cambio “más importante” de los aprobados en abril de 2011 por el Partido Comunista (único) en un congreso nacional, informa ANSA.

Pons afirmó que, antes de hablar del surgimiento de un “empresario privado” en la Isla, prefiere referirse a “productores y cuentapropistas”.

“Para mí lo verdaderamente importante son los resultados. Lo más importante en todo ese proceso es el hecho. Hay un resultado productivo que está contribuyendo a alzar la calidad de vida de la población y que es novedoso”, afirmó Pons al referirse a la aparición de las nuevas regulaciones.

A la pregunta de si ya funciona en Cuba la pequeña empresa, el directivo afirmó: “Creo que existen formas de pequeñas empresas. Hay pequeñas entidades empresariales sin dudas. Hay personas, cuentapropistas, que producen en un tallercito con varios empleados y constituyen una pequeña empresa”.

Sin embargo, en la entrevista Pons aclara que la ley “no permite la concentración de producción”, lo cual impide el crecimiento de las nuevas entidades productivas.

El pasado viernes, el Canciller cubano Bruno Rodríguez señaló, durante una reunión con emigrados cubanos, que al Gobierno cubano no le interesan inversores que aporten “100 mil, 200 mil, 300 mil dólares”, porque Cuba lo que “demanda” son miles de millones de dólares.

“Cuba anda buscando inversiones que son de magnitud a las que no llega como regla la emigración”, expresó Rodríguez, al negar la posibilidad de que la emigración cubana participara en la iniciativa privada en la Isla, ya que considera que los cubanos en el exterior carecen de las cantidades demandadas por el régimen en su proceso inversionista.

Cambio de mentalidad

El vicepresidente de la ANEC califica de positivas las nuevas relaciones, basadas en la autonomía empresarial estatal con respecto al Gobierno, la ampliación del movimiento cooperativo y la autorización del comercio entre privados y cooperativistas con hoteles y otras entidades turísticas.

“Las relaciones directas del trabajador por cuenta propia con organizaciones empresariales estatales, facilita el proceso de comercialización y por ende debe facilitar también una cierta reducción de precios en el mercado al ampliar capacidades de consumo eliminando intermediarios”, afirmó.

Según ANSA, anteriormente era una empresa estatal la se ocupaba de este tipo de comercio.

Pons afirma también que la llamada actualización está propiciando “un cambio de mentalidad” con relación al trabajo privado.

“Los cambios económicos están cambiando la sociedad cubana. No hay economía sin sociedad ni sociedad sin economía. Es una interrelación necesaria”, dijo.

Según ANSA, hasta ahora los cambios han permitido el incremento de los trabajadores privados de 150.000 antes del proceso a 400.000, el surgimiento de unos 170.000 nuevos granjeros en la agricultura, e incluso la creación de algunas pequeñas empresas en las que participan el Estado junto a privados y cooperativistas.

La ANEC se define como entidad no gubernamental con estatus consultivo especial de ECOSOC, de Naciones Unidas y de afiliación voluntaria y autofinanciada, indica la agencia.

© cubaencuentro

Subir