Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 27/06/2022 11:58

Agricultura

Unas 900 toneladas de café perdidas tras el paso de Ike y Gustav

Otras 777 toneladas fueron afectadas 'parcialmente', de acuerdo con un informe oficial.

Cuba perdió unas 900 toneladas de café a causa del embate de los huracanes Ike y Gustav. La cifra representa alrededor de un 20% de la cosecha del año pasado, según un informe del Ministerio de Agricultura divulgado el viernes.

Otras 777 toneladas fueron afectadas "parcialmente", de acuerdo con el informe.

Cuba produjo un mínimo histórico de 4.200 toneladas del grano semiprocesado en la cosecha cafetera de 2007.

Antes de los huracanes, las autoridades habían pronosticado aumentar este año la producción en un 30% respecto al año anterior.

Los ciclones Ike y Gustav destruyeron en las últimas semanas un 30% de los cultivos del país, aunque cálculos extraoficiales duplican esa cifra. Los daños totales, incluyendo infraestructuras y viviendas, suman 5.000 millones de dólares, según el gobierno.

Ike, que impactó la Isla por la zona oriental, donde se cultiva el 85% del café, barrió con unas 13.120 hectáreas de plantaciones del grano, dijo el informe.

Las lluvias que siguieron al huracán causaron también severos destrozos en los campamentos usados por los miles de estudiantes que recogen el café y también en el resto de la infraestructura, incluyendo daños en carreteras y caminos en las montañas.

La recolección del café había comenzado a mediados de agosto.

Estudiantes y trabajadores fueron movilizados la pasada semana para rescatar los granos caídos al suelo y aprovechar la temporada alta de recolección, que se extiende desde septiembre hasta diciembre.

Los 35.000 productores de café cubanos deben vender toda su cosecha al Estado a precios por debajo de las tarifas en el mercado negro.

A cambio, reciben créditos con bajas tasas de interés y suministros subvencionados.

Para cubrir la demanda interna, Cuba importa café de baja calidad principalmente de Vietnam.

La producción de café figura en un plan de emergencia que el gobierno comenzó a implementar esta semana para evitar una escasez de alimentos.

© cubaencuentro

Subir