Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 27/06/2022 11:58

Barack Obama, Relaciones Cuba-EEUU

Washington: visita de Obama a Birmania es también un mensaje a naciones como Cuba

“El mundo cambia rápido y Cuba debe sentir la presión para abrirse política y económicamente”, indicaron fuentes del Gobierno estadounidense. La presencia de Obama en Birmania no significa una aprobación del régimen allí existente, “pero sirve para animar a continuar en ese sentido”, afirmaron

El Gobierno estadounidense cree que la histórica visita del presidente Barack Obama a Birmania constituye también un mensaje a naciones como Cuba para que den pasos hacia una apertura, porque Estados Unidos “recompensará” esos cambios, dijeron ayer fuentes oficiales.

Según un reporte de Efe, el Gobierno estadounidense considera que Birmania está mostrando voluntad política hacia una apertura y el mensaje es que “los pasos hacia adelante serán recompensados por Estados Unidos”, como en el caso de la relajación de las sanciones contra el país asiático.

Obama, señala Efe, regresaba esta madrugada de una visita por el Sudeste Asiático que le llevó a Birmania, país que estuvo sometido a una férrea dictadura militar durante medio siglo y nunca antes había sido visitado por un mandatario estadounidense.

Desde hace dos años el Gobierno de Rangún ha dado pasos hacia la apertura democrática, con la convocatoria de elecciones parciales, la liberación de presos políticos o de la líder opositora y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, a lo que Washington ha respondido con el levantamiento de algunas sanciones comerciales y la reanudación de las relaciones diplomáticas.

“El mundo cambia rápido y Cuba debe sentir la presión para abrirse política y económicamente”, indicaron fuentes del Gobierno estadounidense citadas por la agencia.

La presencia de Obama en Birmania no significa una aprobación del régimen allí existente, “pero sirve para animar a continuar en ese sentido”, afirmaron.

El Gobierno estadounidense cree que en Cuba Raúl Castro ha dado muestras “de avance, retóricamente, pero no políticamente”.

A pesar de que durante el mandato de Obama han aumentado los viajes a la Isla y se han suavizado las restricciones a las remesas, la detención del contratista estadounidense Alan Gross desde 2009 sigue siendo un punto de fricción entre ambos países.

La administración estadounidense aguarda señales por parte de Cuba que muestren su voluntad de mejora y reciprocidad, especialmente después de que la Justicia permitiera que René González, uno de los cinco agentes cubanos condenados por espionaje en EEUU, en libertad condicional, pudiera viajar a la Isla para visitar a su hermano enfermo.

Washington espera, al menos, un gesto humanitario, teniendo en cuenta que la madre de Gross está enferma y ha expresado su deseo de verlo antes de morir.

© cubaencuentro

Subir