Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 19/05/2024 23:18

Literatura, Literatura cubana, Poesía

«Altar de nadie», de Félix Anesio

Testimonio de una década de trabajo

Félix Anesio (Guantánamo, Cuba, 1950). Ingeniero de profesión. Ha publicado Crónicas aldeanas, A Tale of Two Villages (narrativa), además de los poemarios La cosecha, El ojo de la gaviota, Los cuervos y la infamia y País sin moscas. Sus poemas y cuentos forman parte de antologías de Estados Unidos, España, Cuba, México y Chile. Colaborador asiduo en las revistas Altazor, Crear en Salamanca, El Caimán Barbudo, Chonchón Fanzine, Nagari, Conexos y Linden Lane Magazine, entre otras. Ostenta el galardón Florida Book Awards y la distinción Pluma de Plata (Ediciones Entre Líneas, Estados Unidos).

Altar de nadie. Antología Personal (Editorial OXEDA, México, 2023), de Félix Anesio, compilación develada en las temáticas: “Surmenage”, “Quiénes somos”, “Transformación”, “Revelaciones”, “Goce y desengaño”, “Turbación & Vigilia” y “Testigo”. Testimonio de una década de trabajo en textos tomados de los cuadernos La Cosecha (2013), El ojo de la gaviota (2016), Los cuervos y la infamia (2018) y País sin moscas (2020). “Veo al mundo como un retablo convulso en el que transcurre nuestra vida con todos sus riesgos y oportunidades, donde hay que darlo todo hasta la caída del telón”, sustenta Anesio en la Nota fijada en el palio de esta antología.

Intención de erigir una crónica de todo lo “efímero / banal, pérdida, ausencia” del hombre frente al mundo. La vida, una epifanía del verbo en que cada gesto humano esconde una esperanza gozosa. Muestrario de un itinerario existencial donde se indaga sobre los deleites, la orfandad, las turbaciones, los acechos, los recelos y las mutaciones. El lector tiene en sus manos la bitácora de un insomne que camina “al filo de la sombra /haciendo malabares / para beber el agua de la noche” y regresar, saciada las avideces y colmado de designios, a la “mañana luminosa”.

El mar, el sol implacable, espejos cómplices, entresijos, alegorías, enigmas, quimeras, parábolas, destellos silenciosos, pájaros extraviados, despojos, intenciones, azares, baladas tristes, levedades, la infancia, escarnios, gestas improbables en “versos que son el fiel de mi balanza/ punto de equilibrio / convergencia”. La perplejidad, un adagio permanente; la certidumbre, una búsqueda en los laberintos sorpresivos del dolor. Félix Anesio confirma: “Un poema es un largo y doloroso alumbramiento”.

© cubaencuentro

En esta sección

Dos centenarios: Calvino y Fellove

Carlos Olivares Baró , Ciudad de México | 17/10/2023

Comentarios


No hay perdón para los verdugos

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 14/10/2023


Mi verano en Tenerife

Juan Cueto-Roig , Miami | 13/10/2023

Comentarios


Almodóvar no suena bien en inglés

Roberto Madrigal , Cincinnati | 13/10/2023

Comentarios


Vivaldi, tres poetas cubanos y otro griego

Carlos Olivares Baró , Ciudad de México | 12/10/2023

Comentarios


Austero resumen de pérdidas y abandonos

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 06/10/2023


Chabrolissimo

Roberto Madrigal , Cincinnati | 06/10/2023

Comentarios


La Paty

Manuel Rivero de León , Cincinnati | 29/09/2023

Comentarios


Una idea original echada a perder

Roberto Madrigal , Cincinnati | 29/09/2023

Comentarios


Un buen divertimento

Roberto Madrigal , Cincinnati | 22/09/2023

Comentarios


Subir